Obama dirige la cargada de la economía fascista

28 de abril de 2010

28 de abril de 2010 (LPAC) - No se tiene que buscar más allá del bigote a la Hitler de Obama para saber quien está detrás del ataque fascista en contra de la población de la tercera edad, los enfermos y los pobres, que ayer se vio completamente durante la inauguración de la Comisión Bipartidista sobre austeridad y el déficit encabezada por Alan Simpson (republicano) y Erskine Bowles (demócrata).

Obama personalmente no asistió a la reunión de la Comisión, pero fijó el orden del día con una declaración de 10 minutos en el Jardín de las Rosas (sin preguntas), en donde anunció un congelamiento de tres años en todos los gastos discrecionales del gobierno, excepto Seguro Social, Medicare, Medicaid y las prestaciones de los veteranos. Pero, advirtió, esto "no es suficiente". [Nótese que Nerobama no tiene permitido meterse con el Seguro Social y el Medicare- de otra forma lo habría hecho]. Dijo que iba a exigir en el Congreso el régimen de "pagos con cargo a los ingresos corrientes", y ahora tiene un equipo en la Casa Blanca que está revisando el presupuesto para eliminar miles de millones de dólares de programas que él cree son obsoletos o innecesarios.

Benjamin Bernanke, el primer testigo de la Comisión, la hizo de Hjalmar Schacht. Tres veces culpó al "envejecimiento de la población norteamericana" como la razón de que no se hubiera logrado la "sustentabilidad fiscal". El Seguro Social y el Medicare —repitió— son las causas principales de que el déficit sea insostenible. Y no hay forma de que "crezca" la economía superando este déficit. El libreto Obama-Bernanke fue seguido al pie de la letra, especialmente por el testigo Rudy Penner, exdirector de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

El único intento por traer la realidad lo hizo el congresista Xavier Becerra (demócrata de California) quien preguntó: "¿donde... pondrían los $700 mil millones de dólares del rescate TARP a la industria de servicios financieros, que... que el presidente Bush propuso allá en el 2008, que los contribuyentes tuvieron que desembolsar por anticipado en base al déficit, o sea con déficit en el gasto?" ¿No sería necesario mirar "por todo el sistema" para ver que "aflige al país económicamente?"

Penner contestó bruscamente que todo mundo debe olvidarse de "los otros peces en el mar... Hay un tiburón grande, enorme, aquí, que es la salud, y simplemente no podemos evitarlo". El siguiente problema en cuanto a tamaño es el Seguro Social, dijo Penner.