Italia: voces de las minorías en contra del euro

6 de may de 2010

6 de mayo de 2010 (LPAC) — Aunque la mayor parte de los políticos y de los medios de comunicación de Italia apoyan el rescate condenado al fracaso— del sistema del euro, una facción minoritaria está denunciando la quiebra del euro. Uno de estos es la autora Ida Magli en el periódico pro gubernamental Il Giornale. La señora Magli, una antropóloga de la Universidad de Roma, dice que "quienes diseñaron el euro apenas si tomaron en cuenta la falta de una imagen de 'Europa' en respaldo de la moneda 'única'. Ahora, frente a la crisis, es inútil destacar que primero se debió construir una política europea antes de una moneda europea. De facto, no se construyó una política europea porque era imposible, y todavía es imposible, construirla".

"La forma en la que se presenta una nación como Grecia, y la operación llevada a cabo para rescatarla es el espejo más claramente trágico del estado al que se nos ha reducido a todos mediante la Unión. Grotescamente derrotada en Salamina por una agencia calificadora, no queda nada de la imagen de Grecia: historia, civilización, filosofía, arte, teatro, poesía, todo fue cancelado de un solo golpe, y los griegos parecen pordioseros desesperados forzados a pedir un préstamo que ningún hermano europeo está dispuesto a conceder sin altos intereses y dejando en claro, como lo hizo Alemania, que si no estuviera en riesgo el euro, los griegos también podrían irse al infierno".

También hoy, Mario Borghezio, el dirigente de la facción de la Liga Norte en el parlamento europeo, dio a conocer una declaración atacando al euro por ser responsable del agravamiento de la crisis: "Detrás del drama que se está desarrollando en Grecia, al borde de una guerra civil, con certeza también la Unión Europea carga con una gran responsabilidad. Hoy, los "sabios" de Europa nos quieren hacer creer que Grecia es un caso aislado, pero mañana, cuando quizá sea el turno de España o de otros países, ¿qué nos van a decir? La triste escena de trabajadores cayendo asesinados y de todo un pueblo sufriendo, sus encontronazos con la incapacidad de los dirigentes políticos, económicos y financieros europeos de reconocer sus errores y por sobre todo, que el euro ni resuelve ni alivia las crisis, sino que en realidad las agrava. La 'terapia' recetada por Bruselas amenaza con debilitar aún más la economía griega, y por lo tanto no va a evitar su insolvencia".