Los griegos toman las calles en dos días de protestas

6 de may de 2010

5 de mayo de 2010 (LPAC) — Para la medianoche y el amanecer del cinco de mayo en Atenas, se suspendieron todos los vuelos de salida o llegada al país, en tanto continúan las acciones de protesta de dos días y una huelga general el miércoles. Para este día se programaron dos marchas de protesta en el centro de Atenas. Están cerrados los centros antiguos de la Acrópolis y otros más, así como también escuelas, hospitales, pago de impuestos y otras oficinas. También están casi totalmente paralizados los servicios ferroviarios y marítimos.

El martes, sindicalistas, comunistas y pensionarios griegos se apoderaron de las calles, para protestar contra la austeridad impuesta por la dictadura de los banqueros (al estilo Bruening, antes de que ascendiera al poder Hitler en los 1930), que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) le impusieron a Grecia. El gobierno sometió una legislación ante el parlamento, para que se apruebe el plan de rescate en donde se delinean las nuevas medidas para "apretarse el cinturón".

Empezó el martes cuando los 500,000 miembros del sindicato de servidores públicos, ADEDY, abandonaron sus puestos para iniciar una huelga de 48 horas, lo que cerró el transporte público, entre ellas las aerolíneas y otros servicios del gobierno. El miércoles se les unieron los 2.5 millones de miembros de la federación de sindicatos del sector privado, GSEE. Ambas federaciones sostendrán después una gran manifestación en el centro de la ciudad. Por separado, los trabajadores del gobierno municipal continúan con su huelga por segundo día, y mañana continuarán con un tercer día de huelga.

Temprano en la mañana, manifestantes del Partido Comunista Griego (KKE) se abrieron paso hacia la Acrópolis para colocar dos mantas enormes, una en inglés y otra en griego que decían "Pueblos de Europa levántense -KKE".

En Atenas, varios miles de manifestantes, entre ellos pensionados, empleados civiles, y maestros, marcharon por las calles, coreando consignas y haciendo un llamado a repudiar las nuevas medidas.

"La participación en la huelga fue muy alta, y estamos muy contentos con la participación y mañana continuaremos" dijo Andreas Petropoulos, vocero del ADEDY. "Queremos que el gobierno se retracte totalmente y me refiero a todas y cada una de las medidas de austeridad" agregó, prometiendo que continuarán los actos de protesta.

Si bien los manifestantes tenían como blancos a la UE y las medidas del FMI con consignas como "Ni FMI ni UE. Pueblo, tu destino está en tus manos" y mantas pidiendo que la UE y el FMI salgan de Grecia, ninguno tiene alguna alternativa que siquiera se acerque al plan de LaRouche.