Los estadounidenses se movilizan para imponer la Glass-Steagall y derrotar a los bastardos británicos

11 de may de 2010

11 de mayo de 2010 (LPAC) — La movilización encabezada por LaRouche en Washington D.C., se intensifica para forzar la reinstitución de la separación Glass-Steagall de la banca comercial de la especulación, y derrotar el asalto financiero británico en contra de Estados Unidos, que se esconde tras el "rescate" global ilimitado (como en la Alemania Weimar de 1923) impuesto por la Reserva Federal y la zona del euro. El mecanismo para restablecer la Glass-Steagall espera votación en el Senado, bajo la enmienda S.A. 3884, presentada el 6 de mayo, al proyecto de ley S. 3217 del senador Dodd "Ley por la Estabilidad Financiera Americana de 2010", que actualmente se debate en el Senado.

Por procedimiento, la votación sobre las enmiendas a la ley Dodd pudieran darse hoy en la mañana. El dirigente de la bancada de mayoría demócrata Harry Reid (Nevada) ha manifestado su intención de apresurar la votación de la ley sobre la "Estabilidad Financiera" para antes del receso del Día de los Veteranos Caídos, o incluso antes de que termine esta semana. Sin embargo, el curso de los acontecimientos no va a estar determinado por una cuestión de procedimientos. Los intentos por bloquearla o acabar con la iniciativa Glass-Steagall, son como intentar ponerle un tapón de corcho a un volcán.

El Comité de Acción Política LaRouche (LPAC) está encabezando la cargada. La nueva declaración de Lyndon LaRouche, "Los brutánicos bastardos ¡otra vez en eso!" apareció en la edición de mediodía del noticiero diario LPACTV en inglés, "Off the Cuff", y se empezó a circular masivamente como volante en los alrededores de Washington D.C., en la vía de tránsito hacia el Capitolio (los volantes están en [www.larouchpec.com/organize)].

En discusiones con LaRouche, comentó que la verdad del asunto es que lo que está en juego es la civilización. Está en marcha una operación global Weimar II; la están llevando a cabo los británicos; y los estadounidenses, ya que no los europeos, pueden llamarle bastardo a los bastardos.

Existe un apoyo abrumador "fuera del cinturón de tránsito de Washington" a favor de la Glass-Steagall, y en contra del caos generalizado que promueve Londres, a pesar del control de los medios de comunicación. Ningún candidato titular o retador tiene nada garantizado si no se ajusta a esta realidad. En Utah, el senador republicano durante tres períodos Robert F. Bennett no pudo lograr ser postulado de nuevo como el candidato de su partido en la junta republicana del domingo, en medio de gritos de consignas inequívocas de "TARP, TARP, TARP". ¡Quedó en tercer lugar! Esta es la primera vez en 70 años que sacan a un senador titular en Utah, desde que el partido demócrata botó en 1940 al senador William King porque se opuso al Nuevo Trato de Franklin Roosevelt.

Miren lo que está sucediendo en Iowa. Uno de los precandidatos en las elecciones primarias de junio en Iowa para convertirse en el candidato demócrata que contienda en contra del senador Charles Grassley (R) este otoño, tiene como parte de su plataforma de campaña el restablecimiento de la Glass-Steagall. Tom Fiegen, un abogado de una población pequeña, Clarence, Iowa, afirma que la relación entre el sector de servicios financieros y "nosotros" tiene que cambiar, y que el va a trabajar porque se restituya la Ley Glass-Steagall. Su portal electrónico dice que la derogación de 1999 de esta ley le permitió a los bancos, aseguradoras y otras entidades financieras, "jugar en las picinas de unos y otros".

El senador demócrata por Iowa Tom Harkin, es uno de los seis copatrocinadores de la S. A. 3884, y fue copatrocinador de su introducción como proyecto de ley por separado en diciembre de 2009, junto con el senador republicano John McCain (Arizona), la senadora demócrata Maria Cantwell (Washington), el demócrata Russ Feingold (Wisconsin), el demócrata Ted Kaufman (Delaware) y el independiente Bernie Sanders (Vermont).

El senador Harkin habló el 28 de abril sobre la Glass-Steagall en el pleno del Senado, durante la discusión sobre si se presentaba o no ante el pleno el proyecto de ley de Dodd sobre la "Estabilidad Financiera". Harkin dijo, "según mi perspectiva, una razón de peso para el desplome financiero del 2008, es que las cosas de salieron seriamente de control y fuera de proporción. Como se había derogado la Glass-Steagall, debido a que intereses particulares habían atacado la idea misma de las regulaciones gubernamentales y debido a que la SEC (Comisión Nacional de Valores) y otras agencias superviosar se convirtieron en perritos falderos permisivos, entraron a ocupar el vacío malos actores de Wall Street... [o sea, el proyecto de ley de Dodd]

"Para mejorar aún más el proyecto de ley, estoy copatrocinando una legislación que ofreció la senadora Cantwell que restituiría las regulaciónes de la Gran Depresión que prohibieron mezclar la banca comercial, con los bancos de inversión y las compañías aseguradoras...".

"Señor Presidente, Estados Unidos de América ya ha pasado antes por desplomes financieros y reveses económicos profundos. Al labrarnos la salida, podemos aprender importantes lecciones del crac financiero de 1929 que llevó a la Gran Depresión. FDR respondió a esa crisis instrumentando nuevas regulaciones más severas para estabilizar el sistema financiero, para refrenar la actividad riesgosa y la irresponsabilidad de Wall Street, y para hacer que la economía funcionara para los estadounidenses comunes. Esto llevó a décadas de prosperidad económica compartida sin precedentes en la historia de nuestra nación....".