LaRouche emite un llamado de emergencia: Pónganse serios; cierren los derivados, adopten la Glass-Steagall

20 de may de 2010

Boletín de prensa

LaRouche emite un llamado de emergencia: Pónganse serios; cierren los derivados, adopten la Glass-Steagall

20 de mayo (LPAC) — "Mientras que el Congreso estadounidense, en especial el Senado, se ocupa en todo tipo de necedades", dijo hoy Lyndon LaRouche, "el hecho es que ya ha sonado el disparo de advertencia para la disolución de todo el sistema financiero mundial. El mundo en su conjunto se halla al borde de un derrumbe repentino, de un día para otro, que hará de la caída de 1,000 puntos en el Dow Jones del 6 de mayo aparecer como una pequeña perturbación. Nos podemos despertar una mañana y encontrarnos con que no tenemos un sistema financiero en absoluto. Una precipitación instantánea en una Nueva Era de Tinieblas".

"La clave inmediata en esta situación son los derivados financieros. ¡Hay que clausurar el mercado de derivados ya!"

"La canciller alemana Angela Merkel, al proscribir de manera soberana partes del mercado de derivados el 19 de mayo, ha hecho lo correcto, al actuar para proteger a su nación de la devastación de los especuladores", agregó LaRouche. "Se debe obligar al gobierno estadounidense a tomar la misma medida, de inmediato".

"Las decenas de miles de patriotas estadounidenses que están movilizados para poner en vigor el principio Glass-Steagall, deben intensificar sus esfuerzos, con un entendimiento claro del peligro. La cuestión de los tahúres de los derivados, a los que el tembeleque senador Dodderer maniobra para proteger, está ligada de modo inextricable a la cuestión de la Glass-Steagall. Debemos de insistir en la clausura del mercado de derivados ya. Y debemos de adoptar la normativa Glass-Steagall para la separación entre la banca mercantil y la de inversión, para proteger a nuestro pueblo del caos, y establecer las bases del programa de recuperación que he planteado en detalle".

"Que sepa el Senado de Estados Unidos que somos nosotros los patriotas los que vamos a determinar la política del gobierno estadounidense, no el montón de lacayos depredadores británicos que controlan Wall Street. A exigir que se haga valer la cordura: Clausuren los derivados, implementen la Glass-Steagall".