La dinámica global va contra los intereses británicos

30 de may de 2010

29 de mayo de 2010 (LPAC) — Nos encontramos ahora en una fase nueva y feroz del proceso de huelga de masas en los Estados Unidos con el Congreso iniciando su receso del Verano y un gran número de congresistas y senadores de regreso a sus distritos en los próximos diez días. Y aunque quieran no podrán esconderse ya que el fin de semana del Memorial Day (día en recuerdo a los soldados caídos en batalla) es el arranque de las campañas de reelección para muchos de ellos. La continua traición de Obama —su encubrimiento servil de la British Petroleum y su negativa flagrante a movilizar todos los recursos necesarios para enfrentar la catástrofe en el Golfo de México; su campaña criminal para acabar con el programa espacial tripulado de la NASA, que viola la ley que el firmó en 2009 que prohíbe la clausura del programa Constellation en 2010; y su intervención personal para impedir la restauración de Glass Steagall y los derivados- ha llevado a la población de los Estados Unidos a nuevos niveles de odio. El ánimo en el país es a favor de un juicio político inmediato.

Tenemos que intensificar nuestros esfuerzos para tomar el mando de esta nueva fase de la dinámica de la huelga de masas. Este fin de semana es clave. Como lo recalcara el jueves pasado Lyndon LaRouche nos hemos lanzado para llevar a cabo una nueva Revolución Americana que restaure nuestra república constitucional destruida por las bufonadas de ese agente británico Barack Obama quien, por el momento, todavía ocupa la Presidencia. Donde hemos transmitido el mensaje de manera clara, la población ha respondido con apoyo entusiasta.

Le estalla a Londres en la cara la bomba de la deuda española

Tal y como lo advirtiera Lyndon LaRouche hace seis meses, la crisis de la deuda griega siempre fue una distracción del problema mucho mayor de la bancarrota de la totalidad del sistema monetario británico. Y LaRouche dejó bien claro que el punto decisivo para Europa sería la explosión de la crisis de la deuda española, misma que golpea directamente al Grupo Inter-Alfa a través del Banco Santander y el Banco Real de Escocia. La burbuja de la deuda española ya detonó, como se ve en el informe de una delegación del FMI que acaba de concluir una visita a España a principios de esta semana: "Los retos son severos: un mercado laboral disfuncional, la deflación de la burbuja de la propiedad, un enorme déficit fiscal, fuerte endeudamiento interno y externo del sector privado, un aumento anémico de la productividad, competitividad débil y un sector bancario con áreas de debilidad". Tras de que el Banco de España interviniera un banco de ahorro regional y fusionara otros cuatro bancos más a punto de quebrar, Fitch Ratings redujo ayer la clasificación del crédito de la deuda soberana de España.

La crisis de la deuda española va a golpear a toda Europa, en particular a la libra esterlina. LaRouche señaló ayer que esto pondrá más frenéticos a los británicos y cuando eso pase, el títere británico Obama pierde la cabeza. Las cosas se van a calentar ahora muy rápido, en tanto que Obama ya anda en una actitud total de cubrirse la retaguardia.

Después de su fallido esfuerzo de calmar la reacción explosiva a su testaruda negativa de entrarle de frente al desastre de la British Petroleum en el Golfo de México en su conferencia de prensa del jueves, Obama se hundió todavía más en el hoyo el viernes con una visita de tres horas a la zona de desastre donde mintió con toda su bocota de que él había hecho todo lo humanamente posible para hacerle frente a la crisis. Y cada vez son más los demócratas lanzándose con todo contra Obama por su fracaso total. James Carville está dando entrevistas televisivas sin descanso atacando a Obama; la senadora Mary Landreau se unió al coro criticando la inacción del Presidente. Esto es el "Katrina de Obama" como incluso señalan algunos de los medios en sus publicaciones.

La intensidad del odio contra Obama está creciendo. Su defensa de la British Petroleum ha sido el catalítico, sin embargo, la clave, como lo subrayara el viernes LaRouche, es el asunto de la dinámica. La dinámica de la huelga de masas está creciendo globalmente contra los intereses británicos. Esto es exactamente lo que LaRouche ha estado diciendo el último año. El proceso de la huelga de masas ha madurado desde agosto del 2009, cuando las reuniones de cabildo municipal de los congresistas estallaron por el odio de la población contra la reforma de salud nazi de Obama, el rescate financiero de Wall Street y su insensible falta de respeto, y del Congreso también, hacia las demandas del ejército creciente de desempleados y subempleados.

Este proceso de huelga de masas ni ha dado un paso atrás ni se ha estancado. Ha avanzado y con un intensidad mayor se han producido avances cualitativos. LaRouche los describió com una función de onda. El proceso ha estado en marcha desde agosto del 2009. Y ahora hemos entrado claramente a una nueva fase. Una característica clave de la fase actual es que, a los ojos de la vasta mayoría de la población estadounidense, todo lo que hace el presidente Obama se convierte de inmediato en mierda.

En Europa también se produjeron algunos acontecimientos dramáticos en las pasadas 24 horas, más allá de la crisis de la deuda española. El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, declaró que el rescate de la Unión Europea de 440 mil millones de euroses una violación clara del Tratado de Lisboa. Dio que era comparable a la cláusula de la Carta de la OTAN que obligaba a todos los Estados miembros de la OTAN a ir en ayuda de cualquier otro Estado bajo ataque. La declaración de Lellouche repercutirá en Alemania, donde los cinco profesores tienen una demanda ante la Corte Constitucional, en la que acusan que el rescate financiero es una violación del Tratado de Maastricht original. También, en Alemania, esta semana, el principal semanario económico Wirtschaftswoche publicó de manera destacada la historia de lo fácil que sería para Alemania abandonar la Unión Monetaria Europea y regresar al marco alemán. Otras publicaciones alemanes importantes, incluyendo la revista Focus y el Frankfurter Allgemeine Zeitung, han publicado en mucho lo mismo. Esto es un cambio dramático en la dinámica europea, que también se reflejó el jueves en las manifestaciones por toda Francia en protesta contra los recortes.

En esta situación de huelga política de masas acelerada, el liderato singular de LaRouche es el factor único e indispensable que determinará si la humanidad sobrevive y prospera, o se derrumba en una horrible nueva era de tinieblas.