LPAC confronta a Obama en un lluvioso Día de los Caídos en Chicago

1 de junio de 2010

1 de junio de 2010 (LPAC) — La mañana del lunes 31 de mayo, Obama hizo aparición en el Día de los Caídos, en el Cementerio Nacional Abraham Lincoln, de Elmwood, Illinois. Mientras que el Sol brillaba para la gente que conmemoraba el Día de los Caídos en el Cementerio Nacional de Arlington, en Washington DC, lugar donde tradicionalmente participa el Presidente para presentar una ofrenda en la tumba del soldado desconocido, al Presidente Obama le llovió a cántaros durante su aparición en Illinois.

En el acto de Elmwood se encontraban algunos organizadores de LaRouchePAC, e informaron que antes de que el Presidente Obama diera su discurso, los nubarrones se comenzaron a acumular. Luego de que se recitó el Juramento de Lealtad, se hizo una oración, y comenzaron a tronar los rayos y relámpagos. En cuanto se puso de pie Obama para dar su discurso, se soltó la lluvia y se convirtió rápido en un aguacero con rayos y relámpagos. La tormenta casi arrancó las banderas a media hasta. Los pocos cientos de personas que estaban presentes en el acto corrieron en busca de refugio, mientras que llegaba una flota de autobuses para recogerlos. Los asistentes se acomodaron en los autobuses para que Obama continuara su discurso, yendo de autobús en autobús, supuestamente para dirigirse a los pocos partidarios que le quedan.

Sin embargo, en el primer autobús al que se subió Obama, se encontraban sentados los organizadores de LaRouchePAC, modestamente, en la parte de atrás. Obama apareció en el frente del autobús y cuando estaba a punto de hablar, uno de los organizadores gritó: "¡Deberías de ser enjuiciado! ¡Deberías de renunciar!"