Andrew Romanoff da a conocer los correos electrónicos de Messina. La balanza se inclina contra la Casa Blanca de Obama

4 de junio de 2010

4 de junio de 2010 (LPAC) — Justo cuando la Casa Blanca esperaba que el memorándum que dio a conocer el viernes pasado sobre el caso Sestak sirviera para borrar el tema del mapa, Andrew Romanoff, el ex presidente de la Cámara de Representantes estatal de Colorado, quien contiende contra el senador Michael Bennett emitió una declaración el miércoles en la noche, en donde confirma que le ofrecieron uno de tres empleos pagados para que se retirara de la contienda. El encargado de hacerle llegar la oferta fue el suboficial mayor de la Casa Blanca, Jim Messina, quien trabaja para Obama y el Oficial Mayor de la Casa Blanca, Rahm Emanuel.

Romanoff reportó que "en septiembre de 2009, poco después de que los medios de comunicación informaron de mis intenciones de contender por la senaduría, recibí una llamada de Jim Messina, el suboficial mayor del Presidente. El señor Messina me informó que la Casa Blanca iba a apoyar al senador Bennet. Yo le manifesté al señor Messina que ya había tomado la decisión de buscar la candidatura. El señor Messima también sugirió tres puestos que pudieran estar a mi disposición si no buscaba la candidatura senatorial. Agregó que no podía garantizar mi nombramiento en ninguno de estos puestos...".

Romanoff también dio a conocer una copia de un correo electrónico de parte de Messina, en el que éste último le ofrece uno de los siguientes puestos: subdirector de la Oficina para Latino America y el Caribe de la Agencia para el Desarrollo Internacional de E.U.; director de la Oficina sobre Democracia y Gobernación de la USAID; y director de la Agencia de Comercio y Desarrollo de E.U.

La Casa Blanca emitió la siguiente declaración el jueves: "Andrew Romanoff llenó una solicitud de empleo en la USAID durante la transición presidencial. Llenó la solicitud de empleo en el proceso de transición por Internet. Después de que tomó posesión el nuevo gobierno, se puso en contacto con personal de la Casa Blanca. Jim Messina le llamó y le envió correos electrónicos a Romanoff el pasado septiembre para ver si todavía estaba interesado en un puesto en la USAID, o si, como se había informado, iba a contender por una senaduría federal. Meses antes, el presidente había apoyado al senador Michael Bennet para la curul por Colorado y Messina quería determinar si era posible evitar una batalla costosa entre dos partidarios..."

En respuesta a estos acontecimientos el congresista Darrell Issa emitió una declaración donde dice: "El hecho es que esta Casa Blanca ha perdido toda credibilidad y el pueblo estadounidense ya no puede confiar en la palabra de la Casa Blanca cuando trata de desviar y negar acusaciones de conducta cuestionable y posiblemente ilegal. Estos incidentes subrayan la necesidad de nombrar a un agente independiente, ya sea un fiscal especial o el FBI, para emprender una investigación y determinar de una vez por todas el alcance de los esfuerzos de la Casa Blanca para manipular las elecciones y si esas actividades resultan en violaciones a cualquier ley".