La masacre israelí en el mar fue planeada y premeditada

7 de junio de 2010

6 de junio de 2010 (LPAC) — Una revisión cuidadosa de la cobertura de los medios informativos israelíes y otros antes del asalto de comando israelí en la madrugada del 31 de mayo a una flotilla de ayuda a Gaza, revela que la operación no fue un error torpe sino una operación altamente militarizada, cuidadosamente planeada y con objetivos políticos, que involucró a una de las principales unidades de operaciones especiales de Israel, Unidad 13. Todos los elementos del ataque se prepararon con anticipación, y se crearon instalaciones para detenidos con capacidades médicas de emergencia en el puerto israelí de Ashdod, cerca de Gaza. Varios días antes del asalto de comando, varios periodistas israelíes recibieron un recorrido por las instalaciones de detención y médicas, y por lo menos uno de los periódicos más importantes de Israel, Ma'ariv recibió un resumen de los planes militares, que publicaron el 28 de mayo, casi 72 horas antes del asalto a la flotilla. Y en el plan israelí está escrito un programa de propaganda militar, en donde se etiqueta a los manifestantes de terroristas armados.

Ma'ariv del 28 de mayo informó: "El enfrentamiento marítimo que ocurrirá el fin de semana ya está planeado detalle a detalle. Desde el momento en que los barcos pasen la "línea roja" camino a Gaza, los combatientes de la Unidad 13 tomarán el control y transferirán 800 pasajeros de esos barcos de regreso a donde vinieron. Y se crearon unidades especiales de arresto".

El informe del Ma'ariv continúa: "Esta operación fue aprobada por el primer ministro Netanyahu y el ministro de la Defensa Barak y estará encabezada por el comandante de la Fuerza Naval, teniente coronel Eliezer Maron, a quien apodan "Cheney". Si las personas a bordo de las embarcaciones no acceden a darse la vuelta, la operación pasará a la fase de uso de la fuerza. 'Tememos que habrá un ataque terrorista en los barco' dijo un oficial de alta graduación. 'Si los terroristas están a borde de los barcos y si tienen intenciones de usar armas pesadas en contra de nuestras fuerzas, usaremos toda la seriedad y la precaución necesarias. Queremos evitar el uso de la fuerza pero en cuanto haya un peligro para la vida de nuestras fuerzas nos veremos forzados a abrir fuego como un último recurso... Después de que nuestros combatientes se apoderen de los barcos, los perros de la unidad OKETZ y fuerzas del cuerpo de ingenieros de la unidad IHLM los inspeccionarán en busca de material de sabotaje y herramientas de combate".

Y la cobertura del asalto militar israelí inminente en contra de la flotilla de ayuda no se restringe a solo los medios de comunicación de Israel.

* El 28 de mayo, Al Jazeera anunció que "Israel parará los barcos con ayuda a Gaza". Cita la reseña de Ma'ariv e informó que, "el ejército israelí también llevó en un recorrido a periodistas a un centro de detención que se estaba preparando en el puerto de Ashdod para retener a los activistas con la ayuda". "Israel dice que evitará, de ser necesario por la fuerza, que lleguen hasta la franja de Gaza los nueve barcos de la flotilla de activistas pacifistas con ayuda humanitaria".

El Guardian de Gran Bretaña, informa el mismo día: "Las fuerzas armadas israelíes han declarado sus intenciones de bloquear el progreso de la flotilla en cuanto intente pasar de aguas internacionales a la zona de exclusión de 20 millas que Israel mantiene en la costa de Gaza. Las fuerzas armadas declinaron confirmar un informe del periódico israelí Ma'ariv detallando un plan de cinco puntos para el enfrentamiento, incluyendo advertencias, toma por la fuerza, y la detención y deportación de los activistas a bordo... Los activistas estaban preparados para una confrontación violenta, dijo [greta] Berlín [del Movimiento Liberen a Gaza], destacando un incidente previo en diciembre de 2008 cuando un intento similar de llegar a Gaza por mar termino con la embarcación de los activistas siendo atacada por la naval israelí. Ella alega que la naval estaba intentando parar los ochos barcos que convergían en una flotilla al amenazar con atacar uno de ellos, un barco de pasajeros turco que llevaba unas 650 personas... Alega que Israel había interferido los teléfonos y radares por satélite a bordo de los barcos... El informe de Ma'ariv dice que los militares temían que hubiera "activistas terroristas", explosivos y armas a bordo de los barcos".

The Age de Australia, del 29 de mayo informó que "Miles de tropas israelíes se estaban preparando anoche para evitar que una flotilla de 10 barcos con 800 manifestantes internacionales y toneladas de abasto a bordo, rompieran el bloqueo de Israel a la Franja de Gaza... Después de encabezar una serie de reuniones con el equipo de seguridad de Israel, que incluyó también llamadas a varios ministros extranjeros de países cuyos ciudadanos estaban a bordo de la flotilla, el señor Barak autorizó un plan de acción. Cuando los barcos lleguen a los que Israel ha determinado es una 'línea roja' barcos navales equipados con misiles y otros buques de guerra de Israel los rodearán y le advertirán a la gente a bordo que cualquier intención de seguir adelante será una contravención de la ley israelí. Si los barcos desobedecen la solicitud de que den la vuelta, comandos de la armada usando máscaras negras para evitar ser identificados abordarán los barcos y los reencauzarán a aguas territoriales israelíes...'Deseamos evitar el uso de la fuerza, pero en el momento en que exista un peligro para las vidas de nuestras tropas, nos veremos forzados a abrir fuego como un último recurso', dijo un oficial [israelí".

La cobertura de Al Jazeera sobre los planes de asalto de los comando israelíes le agrega una nueva dimensión a la naturaleza premeditada del ataque israelí. Yigal Palmor, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, admitió en Al Jazeera que "en esto no podemos ganar en términos de relaciones públicas. Si los dejamos que nos arrojen huevos, vamos a parecer estúpidos con huevo en la cara. Si tratamos de pararlos por la fuerza, vamos a aparecer como brutos". El gobierno de Netanyahu tomó la decisión calculada de optar por la vía bruta. El hecho de que los comandos israelíes tuvieran una pobre actuación en el fragor de la batalla, una vez que se inició el asalto al Mavi Marmara, no excusa o disculpa el hecho de que el gabinete israelí, al nivel más alto, tomó la decisión calculada de usar la fuerza para mantener el bloqueo a Gaza -sin importar el costo para la posición internacional de Israel.