Bill Clinton pronostica un papel de liderato mundial para Argentina en los próximos 50 años

10 de junio de 2010

9 de junio de 2010 (LPAC) — Durante su intervención en una conferencia que tuvo lugar en Buenos Aires el pasado lunes 7 de junio, el ex Presidente estadounidense Bill Clinton alabó la política económica del gobierno argentino aplicada durante los últimos años, y pronosticó que en los próximos 50 años, Argentina muy probablemente "recuperará su sitio como líder mundial". Clinton recordó que en 1908, Argentina era la "octava economía más rica del mundo".

Con esa declaración, Clinton no se va a hacer querer mucho de los imperialistas británicos que quieren destruir a esta nación. La semana pasada se hicieron presentes en Washington, DC, tres representantes de la Fundación FIEL, una organización argentina totalmente servil a los intereses imperialistas británicos, quienes atacaron la actual política económica del gobierno como "insostenible", y exigieron un regreso a los días felices del libre mercado.

Es patente que Clinton se refería a las medidas implementadas por el ex Presidente Néstor Kirchner (2003-2007) y continuadas por su esposa, la actual presidente Cristina Fernández, las cuales, dijo Clinton, ocasionaron "un vuelco de 180 grados en la economía", luego de la crisis devastadora que causó el incumplimiento de pagos entre 2001 y 2002.

Ante un público compuesto de empresarios y dirigentes políticos y sindicales, Clinton dijo que Argentina había recibido un trato injusto por parte de las agencias calificadoras, luego de experimentar "la recuperación más sorprendente tras los acontecimientos desafortunados de 2001". Mientras que otros países aumentan su deuda y solicitan más préstamos, Argentina ha reducido su deuda y experimenta un vigoroso crecimiento económico. Argentina es una alternativa excelente para los inversionistas, subrayó Clinton.

Momentos antes de su discurso, Clinton se reunió en privado con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y ambos analizaron la crisis financiera internacional, entre otras cosas.