No quieren nada con un Obama grasiento

10 de junio de 2010

7 de junio del 2010 (LPAC) — Ésta no fue una semana buena para Barack Obama, alguna vez considerado como el Mesías durante su campaña electoral. En ese entonces, el Único alardeaba que podría separar las aguas, sin embargo, ahora, como lo observara Lyndon LaRouche, ha demostrado ser incapaz de caminar sobre el agua y masticar chicle a la vez.

Entre su encubrimiento de la British Petroleum, el horrible informe sobre el empleo, las consecuencias crecientes por el ofrecimiento de empleos de su gobierno a Sestak y Romanoff, el juicio de [el ex gobernador de Illinois] Blagojevich iniciado el viernes pasado y las probabilidades de que su candidata a la Suprema Corte de Justicia, Elena Kagan, bien se vea merecidamente rechazada, Obama, de repente, perdió su magia.

El hecho de que empezara el juicio a Blagojevich, y que se prolongue por aproximadamente 4 meses, no son buenas noticias para el Presidente. [Blagojevich está acusado de negociar por dinero la selección del substituto del puesto que dejó vacante Obama en el Senado, cuando resultó electo a la Casa Blanca].

Ayer, Lyndon LaRouche estuvo de acuerdo con el comentario del estratega demócrata Pat Caddell, de que el caso en contra de Blagojevich plantea interrogantes de un enjuiciamiento selectivo.

LaRouche señaló que la acusación contra Blagojevich no es un caso demostrado. Hay una deuda razonable de la culpabilidad de Blagojevich. O el Presidente hizo la oferta de que se designara su candidato preferido [para ocupar su puesto vacante en el Senado] o él no ha sido sincero. Ésa es la evidencia.

¿Qué ha pasado con Rezko, el amigo de Obama, que ha sido procesado pero no sentenciado? ¿Cuál es la razón de esto? Él es un testigo clave en esto. ¿Qué saben de Rezko que podría exonerar a Blagojevich, que podría ser un factor atenuante? ¿Es Blagojevich un chivo espiatorio para beneficiar al Presidente? Hay muchas preguntas a la vista que mandan al caso en una dirección curiosa. ¿Por qué nunca se sentenció a Rezko, o se hizo en secreto? ¿Qué es lo que esconde Rezko en términos del Presidente y Blagojevich? Vean el perfil de la Presidente. Es un perfil de un Nerón hijo de perra mentiroso haciendo todo como Nixon.

En cuanto a esto, debe recordarse que la defensa ha citado a Rahm Emanuel, Valerie Jarret, Jesse Jackson, Jr, Harry Reid y Dick Durbin. Más todavía, el juez dejó abierta la posibilidad de citar al mismo Obama, si eso se hace necesario durante el curso del juicio. También está la interrogante de si la fiscalía ha respondido a la moción de presentación de evidencias que introdujo el abogado de Blagojevich, para que presenten las notas y cualquier grabación de la entrevista conducida por el FBI y el Departamento de Justicia con el mismo candidato Obama.

Mientras tanto, el gobierno de Obama continúa encubriendo a la British Petroleum (BP) y mintiendo sobre la verdadera naturaleza del problema en el Golfo de México. En los programas de entrevistas del fin de semana, el almirante de la Guardia Costera Thad Allen, insistió en defender a la BP; mintió acerca de la verdadera cantidad de petróleo que sigue derramándose; y al seguir enfocando la atención sólo en el pozo, encubre el caso probable de que sea toda el área y no sólo el lugar del pozo, lo afectado, lo cual requeriría una estrategia diferente por completo, para lo cual el gobierno de Obama no está haciendo plan alguno.

Lyndon LaRouche subrayó que nadie puede creerles. La verdadera interrogante es si la todo el manto marino está fracturado. No se trata sólo del sitio inmediato del pozo. De ser así, entonces la alternativa es la opción nuclear. ¿Cuánto petróleo está brotando en realidad del área afectada? Ése es el verdadero encubrimiento.

Debiera tomarse en consideración la opción nuclear. Si la situación es tan mala como parece, entonces debe considerarse la alternativa nuclear. Sólo eso podría sellar la totalidad del manto. La BP está buscando preservar la reserva petrolera, cuando la respuesta pueda tener que ser abandonar la reserva para sellar el manto por cuestiones de seguridad.

¿Cuántos reactores nucleares podrían construirse con el dinero que se desperdicia ahora en esto por la BP? La BP miente con descaro y el Presidente la encubre. Lo que se requiere es la intervención del gobierno ya, a la luz de estas contingencias.

No hay motivos para un encubrimiento ante los hechos. El motivo del Presidente es que se le podría enjuiciar realmente pronto. Los hechos son tan vergonzosos que el Presidente resultaría enjuiciado si se revela la verdad. Él sería enjuiciado sumariamente.

La descripción que da el almirante Allen, sobre la dispersión del derrame, tiende a confirmar que toda el área está cuarteada. Pueda que sea necesaria la opción nuclear, pero no hay planes para una operación tal. Debiera haber un plan listo para hacerlo. Es necesario preparar alternativas antes de usarlas.