Se inaugura conferencia rusa sobre la producción de drogas en Afganistán

10 de junio de 2010

10 de junio de 2010 (LPAC) — El miércoles se inauguró en Moscú el Foro Internacional Sobre la Producción de Drogas en Afganistán: Un desafío para la Comunidad Internacional. En su calidad de presidente del comité organizador y uno de los principales oradores, el jefe del Servicio Federal de Control de Narcóticos, Victor Ivanov, presentó las dimensiones estratégicas del auge de las drogas en Afganistán, haciendo un recuento no solo del impacto del consumo de drogas sobre la población sino también el financiamiento del terrorismo a nivel mundial con dinero del narcotráfico. Las pobladas regiones del Cáucaso Norte en Rusia y Uighur en China son zonas especialmente afectadas, dijo Ivanov.

El economista estadounidense envió un mensaje de saludo a la conferencia, junto con un memorando que se publicó anoche en la edición del 11 de junio de EIR on line, y hoy se dio a conocer su traducción al ruso, también, para su circulación entre los participantes a la conferencia. En el memorando, LaRouche explica que para ponerle fin a la plaga de las drogas en Afganistán y la estrategia británica de guerra perpetua de la cual forma parte, depende de que las naciones rompan decisivamente con miles de años de prácticas monetarista imperialistas, y en particular, los últimos 250 años de dominio imperial británico.

En verdad, las fuerzas patriotas rusas que se han unido en la lucha en contra de la masacre provocada por la heroína, que está matando a 30,000 rusos anualmente, se ven empujados en contra de los británicos, si bien hay aspectos decisivos de la política rusa que siguen atrapados en la trama de la City de Londres.

Además de Ivanov, los otros funcionarios rusos de alto nivel programados para hablar en el Foro son el Presidente Dmitri Medvedev, el ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov, y el embajador ruso ante la OTAN Dmitri Rogozin. Medvedev calificó la "globalización de los flujos criminales" del narcotráfico como un peligro para todo el mundo, y citó también su papel como fuente de financiamiento del terrorismo. Lavrov describió la política rusa que el presentó hace unas semanas en su testimonio ante la Duma Estatal (parlamento federal), y dijo que el narcotráfico afgano debería ser declarado una amenaza para la seguridad y la paz internacional. "Nosotros consideramos absolutamente necesario" agregó Lavrov, "incluir en el mandato de las fuerzas de seguridad internacionales en Afganistán, el deber de combatir el negocio del narcotráfico más eficientemente, incluyendo la destrucción de los plantíos de amapola, productora de opio y los laboratorios de heroína".

Entre los oradores internacionales estaban Antonio Maria Costa, director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (UNODC), y el presidente de la Junta de Control Internacional de Narcóticos de la ONU (INCB), Hamid Ghodse. El ex director de la UNODC, Pino Arlacchi, un renombrado experto sobre el crimen organizado y el narcotráfico, le dijo a RIA Novosti que Rusia y Europa son los que están sufriendo más con la heroína afgana y que deberían cooperar en un "plan dirigido a parar el cultivo de amapola para la producción de opio en Afganistán, incluyendo no solo la erradicación de las cosechas, sino también creando un programa especial, para darle a la población afgana fuentes alternativas de vida, diferentes a la producción de drogas". Arlacchi dijo que el estaba de acuerdo con Victor Ivanov en esto, y agregó que "Rusia no es solo una potencia vital para mantener la estabilidad mundial y el diálogo internacional, sino que puede ser uno de los lideres, junto con Europa, en forjar un cambio en Afganistán... Ese cambio debió haber ocurrido hace 10 años, específicamente, parando la producción de drogas en el país".

Alexander Rahr, del Consejo alemán sobre Relaciones Exteriores, que auspició a Ivanov en una conferencia en Potsdam y Berlín a principios de esta semana, fue otro de los participantes europeos. Según el informe de asistentes, el norteamericano de más alto nivel presente en el Foro es un subdirector interino para la reducción de la oferta, de la Oficina sobre Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca. Los medios de prensa rusos destacaron una entrevista de Novosti con el embajador estadounidense John Beyrle, quien trató de nuevo de justificar la política de no destruir las cosechas de opio. El embajador ruso ante la OTAN Rogozin, atacó esta posición en su discurso, diciendo que era un contraste "ilógico" con las exitosas campañas estadounidenses de erradicación en Colombia.

RIA Novosti, patrocinadora del evento, publicó un cable resumiendo el primer día, diciendo que los participantes estuvieron de acuerdo en que "la negativa de la OTAN a destruir los plantíos de amapola productora de opio en Afganistán... está bloqueando el proceso de combatir la amenaza del narcotráfico afgano, que está matando a cientos de miles de personas y ayudando a financiar el terrorismo mundial".