SEC abre nueva investigación contra Goldman; fondo compensatorio demanda a Goldman

13 de junio de 2010

11 de junio de 2010 (LPAC) — Mientras Goldman Sachs ha estado tratando de llegar a algún acuerdo con la Comisión Nacional de Valores (SEC por siglas en inglés) para poder barrer bajo la alfombra sus actividades delictivas, la SEC abrió una nueva investigación contra la compañía y un fondo compensatorio australiano presentó una demanda contra Goldman por falsa representación.

Hoy se anunció que la SEC está investigando la operación que hizo Goldman Sachs cuando vendió $2,000 millones de dólares en obligaciones de deuda con garantía prendaria (CDO) de Mezzanine Hudson, en 2006. El caso de Hudson Mezzanine se mencionó prominentemente en la audiencia del senador Levin sobre las marramucisa de Goldman Sachs. Como se informó durante la audiencia, un empleado de Goldman Sachs envió un correo electrónico interno diciendo que un inversionista potencial en los CDO era "demasiado listo como para comprar este tipo de basura". Goldman entonces hizo una operación para vender a la baja las obligaciones de Hudson, y a la vez compró protección sobre el valor total de los CDO. Menos de 18 meses después, la calificación crediticia de Hudson se hundió al nivel de basura, ocasionando pérdidas a los inversionistas y permitiéndole a Goldman cobrar por el seguro. Es posible que la indagatoria se enfoque en averiguar si Goldman le aportó a los inversionistas suficiente información para que supieran a que atenerse.

El miércoles 9 de junio, Goldman también recibió otra demanda legal por mil millones de dólares del gerente de un fondo compensatorio australiano, Basis Capital, quien acusó a Goldman de vender fraudulentamente un instrumento financiero ahora de triste fama, llamado Timberwolf. La demanda legal, presentada en el Tribunal Federal de Distrito Sur de Nueva York, pide por lo menos una compensación por daños por $56 millones de dólares, relacionadas a la falsa representación de Goldman, y más de mil millones de dólares por daños punitivos. "Goldman presionaba los inversionistas para que se arriesgaran con los valores tóxicos en sus libros con propaganda de ventas intencionalmente falsa" dijo Eric L. Lewis, socio del bufete de abogados Baach Robinson & Lewis que representa a Basis.