El títere Obama se inclina ante el acuerdo farsante Tony Blair-Bibi sobre Gaza

21 de junio de 2010

21 de junio de 2010 (LPAC) — El presidente Obama va a bailar al ritmo de Tony Blair el 6 de julio, cuando se reúna con Bibi Netanyahu en la Oficina Oval para darle la bendición al supuesto alivio al bloqueo de Gaza que negoció Blair en Israel el 18 de junio. Netanyahu salió de su reunión con el gabinete de seguridad el 20 de junio para anunciar: "Israel quiere evitar que entren a Gaza armas y material que Hamas podría usar para preparar y llevar a cabo actos terroristas y ataques con cohetes contra Israel y sus civiles... Se permitirá que entren a Gaza todos los demás bienes" informa Ha'aretz.

Pero no existe una fecha para la publicación de esta lista "limitada" de artículos prohibidos, y hasta entonces continuará el bloqueo oficial de todo tipo de bienes. El mismo día en que Bibi hizo su anuncio mentiroso, el gobierno de Alemania denunció que Israel le negó la entrada a Gaza a Dirk Niebel, el Ministro de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

Sin embargo, la Casa Blanca le besó de inmediato el trasero a Blair y a Netanyahu, en una declaración en donde elogian el "alivio" del bloqueo y amenaza a aquellos que están organizando la entrega de ayuda a Gaza. La Casa Blanca ordenó: "todos aquellos que deseen entregar bienes deben hacerlo a través de los canales establecidos [Netanyahu y las fuerzas de defensa de Israel (IDF)] de forma tal que su carga sea inspeccionada y transportada por vía terrestre para cruzar hacia Gaza". La Casa Blanca le advierte a esas fuentes de ayuda humanitaria que "actúen responsablemente" y eviten "confrontaciones innecesarias". Obama todavía sigue defendiendo a los asesinos israelíes del ataque del 31 de mayo contra la flotilla de ayuda a Gaza, y la prensa israelí se regodea de la declaración dominical del secretario de prensa de Obama, Robert Gibbs de que EU apoya "el derecho de Israel a auto defenderse", y que EU está comprometido a seguir adelante para "evitar el tráfico ilícito de armas y municiones a Gaza". Blair mismo prácticamente anunció que Israel llevará a cabo más asesinatos como el ataque contra el barco Mavi Marmara, al decir que todos los bienes que se envían por mar a Gaza van a ser desviados, por la fuerza, al puerto israelí de Ashdod. Netanyahu afirmó, como siempre, que cualquier material que pudiera clasificarse como de "doble uso" se prohibiría.

El gobierno electo de Hamas en Gaza calificó el supuesto cambio político de "una broma", y la vecina Jordania, que mantiene relaciones diplomáticas con Israel, dijo que la maniobra no es más que una medida "cosmética".

Los británicos y Obama son los únicos aliados que tiene el gobierno fascista de Netanyahu para que protejan su política de guerra perpetua. Al interior de Israel, se prepara una maniobra para sacar a Bibi y sus fanáticos derechistas. Fuentes israelíes informan que el fallido voto de no confianza del partido Kadima en contra de Netanyahu en el Knesset (parlamento) a principios de este mes no fue un hecho aislado. Más bien, es el disparo inicial de una campaña —que incluye a algunos elementos del partido Likud y de la élite militar— para botar a la coalición encabezada por el Likud e instalar un gobierno del partido Kadima que estaría a la vez libre de los partidos de derecha radical que promueven los asentamientos, así como también de los partidos religiosos. Ninguna coalición de gobierno israelí que incluya partidos religiosos puede lograr un acuerdo de paz con los palestinos, concluyeron estas fuentes israelíes.