Los trabajadores del censo sienten la furia estadounidense ante el colapso

21 de junio de 2010

21 de junio de 2010 (LPAC) — El diario Washington Post de hoy describe cómo los encuestadores del censo 2010 han experimentado la creciente furia de la población estadounidense contra Wall Street y Washington. El censo mismo informa que, todavía con 3 semanas más por cubrir la fase de visita casa por casa en el conteo decenal, ya se han reportado 378 incidentes serios de "amenazas o asaltos" en contra de los encuestadores del censo (incluyendo una muerte) por parte de individuos, comparados con los 181 incidentes en todo el censo del 2000.

Lo que es más, el periódico registra anécdotas de muchos trabajadores del censo quienes destacan la profunda rabia en contra del gobierno, dirigida en contra de ellos, y sus reflexiones sobre el desempleo, embargos hipotecarios, empobrecimiento. "Hay tanta rabia y amargura, con personas que han perdido sus hogares y sus empleos" dijo el empleado Douglas McDonald, quien, al igual que otros, renuncio al empleo a pesar de que necesitaba trabajar. "No están muy contentos con el gobierno. No quieren hablar con uno". McDonald dijo que "yo no estaba preparado para el nivel de fervor contra el gobierno" que encontró.

Otra empleada, Sherri Chesney le dijo al periódico que la maldijeron, abofetearon y le tiraron muebles de patio durante sus diversas visitas de seguimiento en Houston. Ella también renunció temiendo por su vida. Estos ejemplos se multiplicaron por toda la casi página entera del periódico.