Denuncian en Berlín a la criatura de la City de Londres, George Soros

24 de junio de 2010

24 de junio de 2010 (LPAC) — Nada menos que la criatura del imperio británico, George Soros, fue invitado rastreramente para que criticara a los alemanes, colectivamente, por no sobreponerse a su miedo a la hiperinflación y actuar responsablemente ante la crisis del euro, en su discurso del miércoles en la noche en la Universidad Humboldt en Berlín. Soros habló sobre el tema "Europa en crisis", como parte de una serie titulada "Foro Constitutionis Europae", organizado por el Instituto Walter Hallstein (IWH, ver apéndice al final), la Fundación Robert Bosch y la Comisión de la Unión Europea. Afortunadamente, los organizadores del movimiento de jóvenes larouchistas rompieron el encantamiento de la criatura sobre los ignorantes y enamorados por igual; más adelante habrá disponible material de video.

Después de una repugnante introducción romántica por parte del presidente de la universidad, en la que se destacó que Soros "sobrevivió" a la ocupación nazi en Hungría —aunque no dijo nada de cómo su enriquecimiento a costas de la liquidación de los judíos, ni de su subsecuente recompensa y reclutamiento a la Escuela de Economía de Londres— el fundador y dirigente del IWH, Ingolf Pernice, siguió con los grandes elogios a Soros y también el ex canciller de Alemania y copresidente del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, Joschka Fischer, quien se sentó de manera destacada en primera fila, lo más cercano a su pagador, Soros. Pernice atacó a las personalidades que están presentando demandas ante la Corte Constitucional de Karlsruhe en contra del fondo de rescate por 750 mil millones de euros, por que representa una amenaza para acabar con el euro, por lo cual luego se culparía a Alemania. Pernice y su WHI desean algo más que el Tratado de Lisboa, alegando que las "regulaciones de los mercados financieros a nivel mundial requieren una legislación global y poderes ejecutivos globales", por lo cual, dice, "la UE puede ser el laboratorio". H.G. Wells se ruborizaría ante tanta audacia.

Lo que siguió fue una obra de sofistería délfica, la cual, como señaló un organizador, pasará a la historia junto con las manifestaciones de maldad de Menón y Gorgias. Soros empezó sus comentarios afirmando que Alemania es la responsable de la crisis del euro (moneda de la Unión Europea) debido a que bloqueó un rescate europeo común después de la quiebra de Lehman Brothers en el otoño del 2008, lo que llevó a que el rescate "fuera tan grande como lo es hoy", y por proseguir tan estrictamente el criterio de Maastricht, lo que podría llevar a Europa a la deflación y el estancamiento "durante muchos años". Luego rechazó con vehemencia los alegatos de que el considera la salida de Alemania del euro como una opción viable, repitiendo la mentira gastada de que el valor del marco alemán se dispararía de inmediato y enviaría por un tubo a la economía de Alemania. Cabe destacar en especial que Soros calificó la transformación de la Unión Montane (para el acero y carbón) en la Unión Europea (UE) como "ingeniería social pieza por pieza. Fue una de las ingenierías sociales más exitosas en la historia".

De una manera totalmente délfica, Soros dijo que los países pobres habían experimentado burbujas económicas, ahora desinfladas, y que la cláusula de "no rescates" de Maastricht fue el otro gran error en el plan, y que la austeridad fiscal, citando a Keynes, podría llevar a "descontento social, nacionalismo, xenofobia, el posible fin de las democracias y también amenazaría la Unión Europea". Después alegó descaradamente que Alemania es el principal culpable en la creación de este panorama y que por lo tanto se tiene que hacer entender a los alemanes cual es su "responsabilidad" y que superen sus miedos justos aunque injustificados a la inflación. Sus tres mandatos al gobierno fueron:

1) Limitar la austeridad a los países más pobres que "abusaron" de su acceso a los préstamos a bajas tasas de interés a través del euro;

2) Ajustar algo la austeridad fiscal, si bien aflojando la política monetaria, permitiendo por ejemplo que el Banco Central Europeo (BCE) compre directamente bonos estatales a los gobiernos;

3) "Invertir" en educación e infraestructura ("redes eléctricas inteligentes", una quimera de los verdes)

Un organizador de LaRouche se paró a hacer la primera pregunta, destrozando la imagen que se pintó el propio Soros como un pequeño gerente de fondos compensatorios, imparcial, y denunciándolo como un financista de revoluciones políticas, y que dado que la burbuja de derivados de 12 veces el PNB en todo el mundo no tiene futuro, tampoco lo tendrá su estatus financiero. Termino denunciando a la IWH y afirmando que él representaba al 80% de los alemanes que están a favor de reintroducir el marco alemán. Esta última parte causó gran revuelo en la sala. Claramente sordo, Pernice tuvo que repetir lo que pudo de la declaración del organizador, y un Soros algo seco agradeció el consejo.

Después de algunas otras preguntas, entre las cuales estuvieron, ¿por qué creía Soros que las mejores exportaciones de Turquía eran sus fuerzas armadas? y ¿no eran los consejos de Soros nada más que las políticas de Bernanke y Geithner, que lo más probable era que ocasionaran desempleo? Todo lo cual no escuchó Soros. Otro organizador de LaRouche se paró a hacer la penúltima pregunta. Afirmó que había reportes de principios del año de una reunión en Manhattan, en donde los gerentes de fondos compensatorios, junto con el fondo de Soros, planearon y lanzaron un ataque especulativo para provocar la depreciación del euro; que otros informes mostraban que Soros ganaba un promedio de mil millones a la semana producto de la especulación con monedas. Sabiendo cabalmente que no tenía conciencia, le preguntaron enfáticamente, ¿cómo cree que sus actos afectan su conciencia? Esto provocó algunos aplausos entre el público y forzó a Soros a pasar a la defensiva. Esquivó la pregunta afirmando que la historia salió del Wall Street Journal, que Robert Murdoch fraguó para vender más periódicos. Es más, Soros se vio compelido a tratar de salvar su imagen y de mostrar en verdad que tenía conciencia, alegando que el pone el bien público antes que su ganancia privada, al promover políticas que privadamente lo afectan. Ante el grito de "¿Y que con Malasia e Indonesia en 1977?" no dijo nada.

Esto sentó las bases para una buena distribución del último volante de Helga Zepp-LaRouche, que casi todo mundo tomó, y aquellos que vacilaron, lo aceptaron cuando se les recordó "Humboldt estaba en contra de la especulación financiera". Afuera, nuestros organizadores fueron hostigados por Joschka Fischer personalmente, quien trató de contra organizar a los estudiantes diciendo "Yo los conozco desde hace 40 años. No hablen con ellos. Están locos". Como dice el dicho "solo ladra el perro que ha sido golpeado" (nur getroffene Hunde bellen)

Apéndice: El Instituto Walter Hallstein, patrocinador de la conferencia, recibió su nombre por Walter Hallstein quien personificó la facción imperialista europea a tal grado, que en 1967, de Gaulle personalmente hizo que lo sacaran de su puesto como primer Presidente de la Comisión de la Comunidad Económica Europea. El profesor de derecho, Ingolf Pernice -quien es presidente de Derecho Público Internacional y Europeo en la Universidad Humboldt en Berlín-, al lanzar su cruzada por la constitución de la Unión Europea (UE), fundó el IWH en 1997. De la serie de disertaciones en un período de 10 años en el Foro Constitutionis Europae de la WHI (entre una larga lista de oradores se puede encontrar a Angela Merkel, Sigmar Gabriel y al congresista Martin Schulz de Alemania) queda claro que la IWH e Ingolf Pernice han jugado un papel destacado en preparar al gobierno alemán para que entregara su soberanía, y se rindiera ante la dictadura del Tratado de Lisboa.