"Piensa como FDR", dice Summer Shields, candidato demócrata larouchista al Congreso

28 de junio de 2010

26 de junio de 2010 (LPAC) — Summer Shields, candidato independiente al Congreso contra Nancy Pelosi (para votar por el hay que escribir su nombre en la boleta de votación), ayer dio a conocer una declaración instando a los estadounidenses a que "piensen como Franklin Delano Roosevelt", si quieren sacar a Estados Unidos, y al mundo, de la desesperada crisis financiera y económica a la cual han sido conducidos por el imperio británico.

Shields comenzó con una cita de la plataforma de campaña del Partido Demócrata en 1932: "Nosotros abogamos por... el cese de la afiliación de las compañías aseguradoras y la separación de los negocios de la banca de inversión, con los bancos mercantiles, y por una mayor restricción de los bancos de la reserva federal a permitir el uso de las facilidades de la Reserva Federal para propósitos especulativos".

Shields señala enseguida:

"Cuando se escribieron esas plabras, Franklin Roosevelt entendía y lo reiteró mas tarde en noviembre de 1937 que 'los rescates financieros... a los que están en la cima de la estructura financiera y mercantil del país no tendrían un efecto de derrame para salvar a todos en últimas'. La política del Presidente Obama, no solo en principios se opone a Franklin Roosevelt, sino que es la política exacta del enemigo manifiesto de Roosevelt: la oligarquía financiera de Wall Street y el imperio británico. ¿Quién hubiera pensado que después de la victoria del Partido Demócrata de Roosevelt en 1934 en las elecciones de mediados del período, donde se mostró un respaldo abrumador de la población estadounidense a sus políticas, que solo una década más tarde, después de su muerte, toda la política antiimperialista de su gobierno sería eliminada del gobierno?

"¿Qué pasó con los tiempos aquellos en que el Secretario del Tesoro no trabajaba para una descomunal corporación bancaria de inversión?

"El respaldo anticonstitucional de Obama a los intereses financieros de Wall Street y de la City de Londres por sobre la 'gente de a pie' lo ha hecho, y al Congreso que se arrodilla ante él, extremadamente impopular entre la población estadounidense. La revuelta de 'huelga de masas' en contra de los programas de su gobierno, que irrumpió a la vista de todos en agosto de 2009, y el respaldo notable de esa revuelta a la reinstauración de la ley Glass-Steagall de FDR, para separar a los bancos de inversión de los bancos mercantiles —a lo cual el gobierno de Obama, Nancy Pelosi, y Barney Frank se han opuesto viceralmente— es un indicio claro de que Obama 'no es un Roosevelt'.

"Como en los días de Roosevelt, poderosas fuerzas oligarcas están logrando que las cargas de la deuda de unas cuantas entidades financieras gigantescas en bancarrota, deudas acumuladas mediante el fraude y la especulación, pasen a los estadounidenses que cargan con ella en la forma de brutales recortes que impone la austeridad presupuestal en los niveles de vida en general. Nuestro principio de Bienestar General exige que cancelemos los rescates financieros a través de una reorganización bancaria según las normas de la ley Glass-Steagall, que aliviemos la carga de la deuda a los propietarios de viviendas a través de acuerdos que reajusten las hipotecas a largo plazo, y que se emita crédito federal para inversiones de medio a largo plazo en infraestructura económica básica. De esta manera crearemos los incentivos en el sector privado para las industrias productivas relacionadas.

"Miren simultáneamente hacia adelante a un día mejor, más feliz, y al pasado veamos el insuperable espíritu de optimismo encarnado en el gobierno de Franklin Roosevelt! No necesitamos solo cualquier viejo empleo, necesitamos empleos productivos en la construcción de sistemas de transporte de levitación magnética, plantas de energía nuclear y reanudar el programa espacial tripulado. Elevar los poderes productivos del trabajo de esta manera es un beneficio para la nación y, más importante, un beneficio para todas las generaciones futuras que todavía están por participar en este universo.

"Estados Unidos: Piensen como FDR, y podemos cambiar el mundo".