Se espera que el petróleo llegue a las islas que sirven de barrera el miércoles y jueves; se pronostica lluvia tóxica de los hur

30 de junio de 2010

30 de junio de 2010 (LPAC) — Se pronostica que los fuertes vientos del sureste muevan el lado norte del derrame petrolero de la BP hacia el noroeste, lo que amenazaría las barreras formadas por islas de Misisipí, Alabama y Panhandle en Florida, al oeste de Freeport para el jueves. Las islas Chandeluer, Breton Sound, y el delta del Misisipí también siguen amenazados por los contactos costeros, según un informe sobre la trayectoria preparado el lunes por la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica. El petróleo que llega cerca de las entradas de las bahías podría ser arrastrado hacia las bahías por las corrientes de mareas locales.

Mientras tanto, un meteorólogo prominente reporta que la fuerza de los vientos de los huracanes puede mover agua salada mezclada con petróleo y otras sustancias tóxicas hasta una altura de 3,000 pies (1000 m) y mayores. A esas alturas la velocidad del viento es mayor que en la superficie, y puede llevar esa mezcla tierra adentro en donde caería en forma de lluvia tóxica.

Los pilotos cazadores de huracanes han registrado indicios de agua de mar y rocío que alcanza los 5,000 pies (1700 m) en un huracán fuerte. En huracanes menos poderosos, y sistemas de baja presión muy fuertes, el agua de mar mezclada con rocío se puede elevar hasta 3,000 pies. Así que, puede llover petróleo.