Rachel Brown declara: Saquen a Obama y a Barney si quieren sobrevivir

5 de julio de 2010

4 de julio de 2010 (LPAC) — En una declaración emitida el 2 de julio, la demócrata larouchista Rachel Brown, que está haciendo campaña para sacar al mentiroso representante 'Rescates Barney' Frank, bombardeó al presidente Obama y al Congreso, por estar llevando a cabo una guerra prácticamente contra la población estadounidense. Mientras que Obama y los líderes del Congreso como el degenerado Frank le dan un respaldo inusitado a Wall Street, están dejando a los estados y a los municipios del país en condiciones espantosas, las cuales están llevando a la desintegración social y al caos en muy corto tiempo.

Brown señala:

"Al tiempo en que comienza el nuevo año fiscal para los estados y los municipios el 1 de julio, muchos se encuentran ya al borde de una desintegración total. Dos millones de desempleados perdieron sus prestaciones esta semana, dejándolos sin ayuda del gobierno Federal, abandonados para que se valgan por sí mismos o para que reciban ayuda de los gobiernos estatales que ya están en bancarrota. Mientras tanto Rescates Barney trata de vender la más grande reforma financiera desde la Gran Depresión; mientras en Wall Street celebran que esta es su victoria.

"El mismo día en que se introdujo el proyecto de ley de reforma financiera de Frankly-Dudd [francamente fraudulenta] ante el comité conjunto del Senado y la Cámara Baja, el Senado dejó de aprobar $25 mil millones de dólares adicionales para financiar al Medicaid [el programa gubernamental de atención médica a los menesterosos] en los estados para el próximo año, lo cual causa pérdidas de por lo menos $1,300 millones de dólares en los presupuestos estatales, mientras hacen enormes esfuerzos para poder cubrir los costos de los inesperados recortes al presupuesto del Medicaid. En tanto que el desempleo crece, mas gente califica para el Medicaid, poniendo más presión sobre los presupuestos de los estados, a la vez que el ingreso fiscal desciende.

"Por ejemplo, ayer en Lawrence, Massachusetts, fueron despedidos 25 oficiales de policía, junto con otros 85 empleados de la ciudad, en cuanto se implementó el nuevo presupuesto. En Malden, Massachusette, el alcalde ha propuesto un recorte de $750,000 dólares para los departamentos de policía y de bomberos, que va a resultar en el despido de 10 policías y 15 bomberos. En Maywood, California, despidieron a toda la fuerza de trabajo, incluyendo la policía, la cual será subcontratada de una ciudad vecina. Mientras nuestras ciudades se desintegran, el Presidente y el Congreso no toman las acciones necesarias, sino que más bien han defendido los corruptos intereses financieros que causaron este colapso.

"¿Dónde estaba Barney Frank mientras estaba pasando esto? Hay fuentes que informan que cuando se llevaba a cabo la reunión del comité conjunto del Senado y del Congreso, Barney sostenía reuniones privadas con funcionarios de la Casa Blanca, como el representante de la Casa Blanca Dan Turton y el Subsecretario del Tesoro Neil Wolin, para destruir la propuesta de la senadora Lincoln —que prohibía las transacciones con derivados financieros— y dejar igualito el 90% del mercado de derivados. Además de ser una violación a la separación de poderes, esta es una violación a la responsabilidad por el bienestar general de los ciudadanos.

"El Presidente Obama y miembros importantes del Congreso lo han dejado muy claro, ellos pretenden desoír las exigencias que la población —hechas en voz muy alta y totalmente a favor de la restitución de la ley Glass-Steagall— y en cambio defienden de manera incondicional a los parásitos corruptos de Londres y Wall Street. Eso es en esencia un acto de guerra en contra de la población estadounidense.

"Tenemos que librar a la nación de sus enemigos dirigidos desde Londres, como el Presidente Obama y Barney Frank. El Presidente Obama va a maniobrar para impedir cualquier solución, y debe ser sacado de su cargo, a tiempo para que podamos implementar la solución. Tenemos que aprobar la legislación Glass-Steagall en las próximas semanas, para someter al sistema financiero a una reorganización por bancarrota, de manera de que podamos reconstruir una verdadera economía. Ahorita el sistema se está desmoronando, tenemos poco tiempo para actuar".

Miesten kengät laajasta valikoimasta