Candidatos larouchistas liderizan batalla contra plan de austeridad fascista de Obama

19 de julio de 2010

16 de julio de 2010 — La comisión de austeridad fascista del Presidente Obama, conocida oficialmente como la Comisión Nacional sobre Responsabilidad y Reforma Fiscal, y de manera veraz como "Comisión Basofia", ha servido para atizar el fuego de la campaña nacional demócrata de LaRouche, que encabezan los candidatos al Congreso, Kesha Rogers, Rachel Brown, y Summer Shields.

En una declaración emitida el 14 de julio, Rogers, la candidata oficial por el Partido Demócrata que hace campaña contra el actual representante del Distrito 22 de Texas, el republicano Pete Olson, atacó el proceso de lavado de cerebro hecho contra los gobernadores de los estados, que ocurrió en su Convención Nacional el 10 y 11 de julio. Rogers escribió:

"Lyndon LaRouche caracterizó las tácticas utilizadas en esta conferencia de 'lavado de cerebro e intimidación', y yo estoy de acuerdo totalmente con esa evaluación. No hay ninguna razón para que los Gobernadores acepten la opción falsa de imponer impuestos que matarían a una población que ya está en bancarrota, mientras impones recortes drásticos a las redes de seguridad social que mantienen con vida a los pobres y a los ancianos. Más bien podemos decirle a Wall Street que se larguen, y reorganizamos el sistema bancario de la Reserva Federal de acuerdo a la normativa de la ley Glass-Steagall. La gente debe decirle a sus Gobernadores: 'Exigimos que no les laven el cerebro para que implementen la austeridad schachtiana de Obama en el estado, sino que exijan su renuncia, por aceptar coaccionar a los estados para que asesinen a su propio pueblo'...

"No son los estadounidenses los que están haciendo gastos despilfarradores, sino los sinvergüenzas y criminales de la AIG, Goldman Sachs y otros bancos quebrados, a los cuales se les continúa ayudando con los activos de los contribuyentes, incluyendo recortes a [los programas gubernamentales de asistencia médica a los pobres y de la tercera edad] Medicaid, Medicare, y al Seguro Social. Con mi campaña yo seguiré interviniendo, dando el liderazgo y las soluciones para colocar a nuestra nación sobre el tren de levitación magnética que la lleve hacia la producción".

Rachel Brown, candidata para la postulación del Partido Demócrata contra Barney Frank en el 4to Distrito de Massachusetts, en una declaración titulada "Mientras las ciudades se desintegran, Obama lleva a cabo más recortes - restablezcamos ya la ley Glass-Steagall", muestra como aumenta el colapso de los gobiernos locales y dice:

"La decisión de como manejará la crisis el Gobierno de Obama claramente la dieron a conocer el fin de semana pasado miembros de la comisión de austeridad impuesta por Obama, la Comisión Nacional sobre Responsabilidad y Reforma Fiscal, cuando se dirigieron a la conferencia de la Asociación Nacional de Gobernadores en Boston. Eso de llevar el tocino a casa ya no sucederá más, advirtió el líder Republicano Alan Simpson, el cochino se murió, refiriéndose a la ayuda [del Gobierno] Federal a los estados. Cuando el gobernador Doyle de Wisconsin le inquirió sobre un plan futuro para recuperar necesidades urgentes que han sido negadas y que se deben satisfacer si esperamos que se recupere la economía, el congresista demócrata Erskine Bowles le respondió, 'No importa que tanto éxito tenga nuestro plan, los estados no contarán con ninguna ayuda de parte del gobierno Federal por 10 años'.

"Este es un abierto respaldo al fascismo por parte de Obama y su gobierno, como lo han dictado los intereses financieros con sede en Londres. La premisa sobre la cual se creó esta comisión, y sobre la cual están basadas sus recomendaciones, son un fraude. Existe otra opción distinta a los recortes presupuestales o elevar los impuestos; esto es, incrementar la producción física y el empleo productivo. La restauración de la ley Glass-Steagall nos permitirá eliminar las obligaciones de los derivados sin valor de los bancos de inversión, mientras liberamos a los bancos mercantiles, al separarlos de los bancos de inversión, para crear crédito para la economía real.

"Mi campaña representa la pelea para salvar a la nación. Esto solo puede hacerse sacando al títere británico Obama de su cargo, e implementando la ley Glass-Steagall, inmediatamente. LaRouche recientemente pronosticó un momento de desintegración global genocida de la economía que ocurriría a más tardar en septiembre de este año. En este marco de tiempo, esperar a las elecciones significa que la nación ya estará muerta.

"Ya es hora de parar ese proceso, y de defender a nuestros ciudadanos. La solución es posible, pero debemos actuar ya".