Obama le ordena a Rangel que renuncie; LaRouche responde

31 de julio de 2010

31 de julio de 2010 — El presidente Obama aprovechó una entrevista transmitida el viernes por la noche en el programa de TV nacional "CBS Evening News", para ordenarle que renuncie al congresista neoyorkino y héroe de la guerra de Corea Charles Rangel. "Yo creo que Charlie Rangel sirvió por mucho tiempo y sirvió a su electorado muy bien, pero estas acusaciones son muy problemáticas", dijo Obama a CBS. "Es alguien que se encuentra al final de su carrera. Tiene 80 años. Estoy seguro que lo que él quiere es poder terminar su carrera con dignidad. Y mi esperanza es que eso suceda".

Lyndon LaRouche respondió que "es muy difícil decir lo que él quiera decir, porque es un caso mental. De cualquier otra persona más cuerda, uno tendría que decir que se trata de una amenaza de muerte". (Es decir, "muerte con dignidad").

Una persona cercana a Rangel dijo al periódico Político que al congresista "le vale un comino lo que el Presidente piense al respecto", y no va a renunciar. Otra fuente cercana a Rangel agregó que la declaración de Obama "no nos sorprende para nada. No nos sorprende; ya sabíamos que la gente de la Casa Blanca ha sentido eso desde hace tiempo, pero esto no cambia nada para nosotros".

LaRouche agregó más: "Rangel va a pelear; él es un soldado que combatió con honor en Corea. Obama está cometiendo un gran error, que va de la mano con su falta de carácter".

En un acontecimiento relacionado, Maxine Waters, otra congresista negra de California y partidaria de Hillary Clinton en la mira del comité de "Ética" del Congreso de Obama, decidió enfrentarse al "juicio" del susodicho comité, igual al lanzado contra Rangel, en vez de aceptar las supuestas violaciones éticas, según reportó Politico anoche.