¡Viene Nerobama! ¡A esconderse todos!

3 de agosto de 2010

3 de agosto de 2010 — El dirigente del Partido Demócrata, B. H. Obama, se dirige a Dallas Texas el 9 de agosto. Los dirigentes demócratas estatales ya están anunciando que están buscando rocas lejanas para esconderse debajo.

El servicio noticioso McClatchy informó que el candidato a gobernador Bill White dijo que probablemente estará a varias millas de distancia, buscando el voto en el condado de Johnson. Barbara Radnofsky, la candidata demócrata a procurador general, dice que también ella va a estar muy ocupada haciendo campaña y que no tiene planes de asistir al evento de Obama. Otro candidato demócrata a un puesto estatal, el abogado de Austin, Héctor Uribe, en vez de ser blanco de los tomatazos con Obama, dijo que va a estar fuera en alguna parte, enfocado en su campaña por derrocar al comisionado sobre tierra, el republicano Jerry Patterson.

Pero Texas no es el único patio en donde Obama va a sentir que es un intruso no bienvenido. El Minneapolis Star-Tribune) reporta que la tasa de aprobación de Obama en Minnesota ha caído del 62% en abril del 2009 a 44% hoy. "Yo voté por él" dijo un gerente de operaciones de vuelo, "si tuviera que hacerlo de nuevo, no lo haría".

Y en Georgia, en donde Obama fue hoy para decirle a los Veteranos Incapacitados Americanos (DAV por siglas en inglés) cómo está creando más veteranos incapacitados, y luego arreglarse para un acto de recaudación de fondos del Comité Nacional Demócrata, uno de los demócratas más prominentes del estado, el ex gobernador Roy Barnes, estaba haciendo campaña en el sur de Georgia, más de 100 millas de donde se movía Obama en Atlanta.

A nivel nacional, embarran a Obama con una impopularidad merecida. Entre los posibles votantes, actualmente Obama tiene una tasa de aprobación de -17 en el Índice de Aprobación Presidencial Diario de Rasmussen.

Obama se ha vuelto tan impopular que se necesita una reunión semanal sobre política estratégica en la planta inferior del Ala Oeste de la Casa Blanca, para decidir sobre si Obama puede viajar, según el New York Times del domingo. En un almuerzo la semana pasada en el Salón Roosevelt con nueve congresistas demócratas vulnerables, Obama concedió lo obvio: "Quizá ni siquiera quieren que vaya a sus distritos" les dijo. Ninguno de los estados que enfrentan primarias el 3 de agosto, Kansas, Michigan y Missouri, va a tener que soportar al Único el día de las elecciones.