La combatividad de Rangel le gana apoyo

13 de agosto de 2010

12 de agosto de 2010 — La combatividad y coraje que mostró el congresista Rangel el martes en su discurso ante la Cámara de Representantes ha remoralizado a sus votantes y mostrado resistencia ante la tiranía en general. A pesar de los esfuerzos del New York Times y otros medios para intimidar a funcionarios de Nueva York para que boicotearan la reunión de anoche para recaudar fondos para la campaña electoral de Rangel, ésta se inició con una multitud de pared a pared de 800 personas, entre ellas todos los demócratas más importantes de Nueva York. El gobernador Paterson fue el maestro de ceremonias y lo acompañaban en el podio el probable próximo gobernador Andrew Cuomo, los dos senadores estatales (Schumer y Gilibrand) y seis de los 27 congresistas demócratas por Nueva York.

Entre las dos organizaciones importantes que desde hace tiempo se han puesto de lado del FBI en su incriminación racista contra Rangel, CREW, fundada por Norm Eisen, respondió al discurso de Rangel con una declaración bastante extraña titulada "Rangel tiene que irse", que dice en parte: "Si bien estas acusaciones no sugieren que el congresista Rangel personalmente se haya beneficiado de su posición, sí sugieren una cierta arrogancia y una creencia de que las reglas no se le aplican a él. Por lo tanto, a pesar de décadas de servicio honorable a nuestro país, es tiempo que el congresista Rangel deje el escenario del Congreso. Si bien es incuestionable la pasión por el servicio público y el amor a su país del congresista Rangel, todos los miembros del Congreso tienen que ser responsables por sus acciones. Desafortunadamente las acciones del congresista Rangel muestran que ya no puede representar eficazmente a los ciudadanos de Nueva York".

El otro grupo pantalla del FBI, financiado por Richard Mellon-Scaife, el llamado "Centro Legal y de Política Nacional", dio a conocer una declaración en la que se regodean de que Rangel se refirió a ellos en el pleno de la Cámara de Representantes, cuando mencionó "una organización que algunos de ustedes conocen, con seguridad el DCCC (Comité de Campañas Congresionales Demócratas)... Ellos enviaban correos electrónicos solicitando dinero para deshacerse de mi, incluso antes de que fuera nombrado presidente [de la comisión]... Tienen muchos miembros, incluso miembros de la Junta Afroamericana en su lista. Y hay uno que sí recuerdo 'Envía tu dinero ahora. Tenemos a Rangel contra las cuerdas. Y tenemos que deshacernos de él'. Todo mundo sabe quienes son".