Hablando Frankamente

16 de agosto de 2010
13 de agosto de 2010 -- Mientras Maxine Waters es blanco de ataques por supuestamente tratar de salvar al banco OneUnited, y a sabiendas de que Barney Frank es el testigo principal en contra de ella, Jonathan Weil escribió en una columna para la agencia Bloomberg titulada, "Apalean a Maxine Waters; a Barney Frank no lo tocan", documenta que no fue otro sino Barney Frank --a quien le cubre las espaldas el Secretario del Tesoro Tim Geithner-- quien se movió ¡para salvar al OneUnited!

Weil señala que el banco OneUnited "eventualmente recibió $12 millones de dólares del Programa del Tesoro para Aliviar Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés) en diciembre del 2008. Eso sucedió porque intervino un legislador mucho más poderoso [que Maxine Waters - ed], el representante demócrata por Massachusetts Barney Frank, quien preside la Comisión de Servicios Financieros de la Casa de Representantes. Frank escribió una cláusula especial para la legislación del TARP diseñada específicamente para el banco OneUnited. Ahí se dan instrucciones al Departamento del Tesoro para que considerase la ayuda a bancos con menos de $1000 millones de activos que hubieran sufrido severas pérdidas de capital en acciones preferenciales de Fannie Mae y Freddie Mac. OneUnited incurrió en más de $50 mil millones de dólares en pérdidas como esas, que acabó con su contabilidad, después de que el Gobierno se apoderó de esas dos entidades especializadas en financiar hipotecas, en el año 2008. Frank dice que también habló con los reguladores sobre el OneUnited y les pidió que tuvieran en consideración al OneUnited para una ayuda en efectivo... Si no hubiera sido por los esfuerzos de Frank, el banco se hubiera colapsado".