Obama condenado a la ruina

18 de agosto de 2010

17 de agosto de 2010 — Proliferan los obituarios para la Presidencia de Obama. El corresponsal del diario londinense Daily Telegraph, Nile Gardiner, tituló el suyo en su columna del 12 de agosto, "El sorprendente descenso de Barack Obama: 10 motivos claves de por qué se desintegra la presidencia de Obama". El columnista del liberal New York Times, Frank Rich, analiza "el consenso de la cultura política sobre la presidencia de Obama en junio de 2010: condenado", en la Reseña de Libros de Nueva York del 19 de agosto. La revista neoconservadora New Republic muestra a Obama como un Ícaro que se desploma en la ilustración de su artículo principal de hoy, titulado "La caída innecesaria: La contra-historia de la Presidencia de Obama".

Cada uno tiene su propio giro, pero todos dan la misma señal, la que identificó Lyndon LaRouche en su declaración del 16 de agosto, "¡Se deshacen del ineluctable perdedor! Golpazo del Telegraph a Obama".

Rich se pregunta cómo es que el "evangélico de la lengua de oro" alcanzó "el nadir tan rápido", en donde el derrame petrolero de la BP se convirtió en el "indicador metafórico de una Presidencia al borde del desastre". Rich hace una caracterización de Obama como distanciado y desconectado de la realidad estadounidense, "preso dentro del grupo acogedor de Summers y Geithner" sus asesores económicos, y tímidamente Rich señala el peligro psicológico más de fondo pero que no se atreve a detallar: "Si es tan listo, y tan cuerdo, ¿por qué se ha quedado tan corto en sus espectaculares potenciales hasta ahora?"

Para el director de New Republic, John Judis, "Lo que condenó a Obama políticamente a la ruina fue la manera como enfrentó la crisis financiera en los primeros seis meses de su presidencia". Cuando Obama tomó posesión del cargo, la crisis financiera estaba a toda marcha y el público estaba "levantado en armas. Pero, en vez de movilizar al público en contra de los cambistas, como lo hizo Roosevelt en su primera toma de posesión, Obama, sacando una página del infame discurso de Jimmy Carter, culpó de todo al público en su conjunto... Obama, en agudo contraste con Roosevelt en sus primeros meses, no presionó al Congreso para que promulgara de inmediato regulaciones financieras ni siquiera para integrar una comisión que investigase el fraude".

Judis caracteriza a Obama como un líder "desapasionado", un "político post-racial" controlado por el equipo de Geithner y Summers, desconectado de los estadounidenses que tienen sus horquillas apuntando a Wall Street. "¿Por qué no ha convencido la Casa Blanca al público de que está peleando efectivamente a su favor? El principal culpable es claramente Barack Obama... No era un típico demócrata de la clase trabajadora de Chicago, de pan y mantequilla, sino el tipo de buen liberal del gobierno que representa a los distritos de la clase acomodada de la ciudad..."

Como lo señaló Gardiner del Daily Telegraph: "¿Se puede poner peor la cosa para el Presidente Obama? Indudablemente que sí". Fuentes bien colocadas del Partido Demócrata han comentado que el artículo de New Republic, en particular, es apenas el comienzo de una escalada total sobre la personalidad de Obama. Parece que el video de LPAC sobre la personalidad fallida de Obama pegó en la pata de palo.