"Podar la fuerza laboral", seleccionar la manada: El Plan fascista de Obama de desempleo permanente

19 de agosto de 2010

18 de agosto de 2010 — "Vean el cuadro del monstruo Moloch con la gente que se devora este monstruo, con la cara de Obama", dijo ayer Lyndon LaRouche, al caracterizar la política de Obama hacia el desempleo permanente en Estados Unidos.

El pasado 16 de agosto, LaRouche señaló que la política "laboral" de Obama, consistente en descartar gente de la fuerza laboral no será tolerada. "La idea de que a alguien que está en la edad de trabajar, lo 'descarten' de la fuerza laboral, es equivalente a eliminarlos como si hubieran muerto".

El 12 de mayo de 2010, un artículo del diario The New York Times no sólo defendió la política de Obama de sacar a los desempleados permanentes de las estadísticas, y echarlos sin más ni más a una categoría distinta, como si se tratara de una "destrucción creativa", en donde se eliminan empleos para darle espacio a la "innovación". El periódico de marras se refirió a esa medida como la "poda" de la fuerza laboral, muy semejante a la exigencia del genocida príncipe Felipe de Gran Bretaña, quien propone mantener baja la población "seleccionando la manada".

Eso de "destrucción creativa viene directamente de Joseph Schumpeter", señaló LaRouche. "El era un seguidor rabioso de Federico Nietzsche, ¡y eso es fascismo!"

LPAC está en proceso de calcular el número real de "desempleados permanentes" que padecen en esta nación, que va mucho más allá de los números ficticios que sacó el diario londinense The Guardian, y son muchos más del 1.4 millones de ciudadanos "99eros" (como les dice la prensa, a los ciudadanos desempleados que llegan a la semana 99 que cubre el seguro federal de desempleo, y que todavía no han encontrado empleo, pero que ahora ya no cuentan con el beneficio del seguro de desempleo) que es el número que da la mayoría de los medios informativos y las fuentes oficiales. Para fines de 2010, el número de personas que se habrán acabado sus 99 semanas de seguro de desempleo será alrededor de 2.7 millones de personas, sin esperanza de conseguir un empleo, en especial un empleo con un salario para vivir. Además, se estima que hay más de tres millones de jóvenes que nunca han integrado la fuerza laboral, así que la Oficina de Estadísticas Laborales ni siquiera los toma en cuenta, mucho menos la Casa Blanca. Tan solo esas dos categorías —los "99eros" y los jóvenes desempleados olvidados— suman para fin de año unas 6 millones de personas.

Pero hay otros también a quienes tampoco los cuentan y que no los toman en cuenta. Son personas que viven en sus carros, en sus camionetas, en las alcantarillas, como es el caso en Las Vegas, y están desesperados.

El 12 de agosto en la ciudad de Nueva York, unos 40 de estos 99eros hicieron un mitin contra Wall Street y el Congreso que los ha dejado en el desamparo. Los organizadores del mitin, el Grupo de Acción de Trabajadores Desempleados, difundió un video que hicieron los 99eros donde muestran fotos y relatan la vida real de las familias estadounidenses. Hay decenas de sitios de Internet cuyo tema es el llamado a la unidad de los desempleados.

Pero a la persona a la que realmente se le acabó el tiempo es Barack Obama.