Los súbditos de la reina, sacrificables al fascismo: el Reino Unido primer lugar en tecnología verde en el mundo

2 de septiembre de 2010

2 de septiembre de 2010 — Bajo el gobierno de la bruja genocida, la reina Isabel, los súbditos del Reino Unido son totalmente sacrificables al fascismo, la hiperinflación y la tecnología verde. Según la WWF (World Wildlife Fund -Fondo Mundial por la Vida Silvestre) del príncipe Felipe "virus mortal" del Reino Unido, en su nueva Estrategia de Energía Renovable, el Reino Unido se ha fijado el objetivo de obtener el 15% de sus necesidades energéticas de fuentes renovables para el 2020. El gobierno aprobó recientemente, por consenso entre partidos, la Ley de Cambio Climático, en la que fija reducciones por ley de las emisiones de carbono, en un 34% para el 2020, y en un 80% para el 2050. Hasta ahora, no existen planes del gobierno para subsidiar la energía nuclear.

El Reino Unido es el líder mundial en molinos de viento extraterritoriales. En los últimos dos meses, el gobierno del Reino Unido entregó 70 mil millones de libras para la generación de más molinos de viento extraterritoriales. Ha puesto a Escocia de blanco para desarrollarlos. El gobierno del Reino Unido va a subsidiar los carros híbridos que se enchufan, con un subsidio de entre 2,000 y 5,000 libras cada uno. Encabezados por el WWF del Reino Unido, el país tiene un porcentaje aún más alto de tecnología verde per cápita que Alemania. La institución privada que financia las reducciones de carbono, UKIF, ocupa el primer lugar mundial en el financiamiento de tecnología para reducir las emisiones de carbono a nivel mundial.

Mientras tanto, el primo lejano de la reina, el dirigente Tory David Cameron está llevando a cabo una intensificación de la austeridad schachtiana, al convencer al director del Banco de Inglaterra, Mervyn King, para que retomara la "relajación cuantitativa" [como lo dicen a la impresión de dinero para rescatar a los bancos], a pesar de que King le informó que la inflación estaba creciendo. La deuda del Reino Unido es la más alta de la Unión Europea. No existe una oposición organizada. Los seguidores de Blair van a la cabeza en la contienda por el liderato del Partido Laborista por sobre los dirigentes tradicionalmente orientados hacia los trabajadores, y al igual que Tony Blair, le son fieles a la reina, y dicen, "no combatan las políticas de austeridad de Cameron". Hasta ahora los traidores laboristas han podido sabotear las pláticas sobre una huelga general de los sindicatos. Solo existe un poquito de resistencia, como la del diario The Telegraph —que rompió con la monarquía y ha atacado a la personalidad fallida de Nerobama— así como también un puñado de individuos más cuerdos, como lord Monckton, que está peleando por sobrevivir.

Optimum Population Choice, que salió con sus planes genocidas en la conferencia de cambio climático en Copenhague, pide una reducción de la población del Reino Unido de los 67 millones de súbditos actuales a 20 millones. El príncipe Felipe quiere que se reduzca aún más. A menos que prevalezcan las propuestas de LaRouche, el Reino Unido, del que se apoderó el imperio veneciano en 1763, está condenado, al igual que el resto de la civilización, solo que con un desplome más avanzado entre los países trasatlánticos.