Prominente economista chino: olvídense del PIB; ¡China tiene que desarrollarse!

2 de septiembre de 2010

1 de septiembre de 2010 — El periódico Diario del Pueblo de ayer cita al conocido economista chino Liu Fuyuan diciendo que China debería dejar de estar obsesionada con el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y no hacerle caso a los comentarios internacionales de que China ya superó al Japón para convertirse en la segunda economía más grande del mundo, en términos del PIB. Liu Fuyuan es uno de los varios destacados economistas que han estado advirtiendo recientemente que China tiene que continuar su enfoque nacional a largo plazo en los proyectos de desarrollo real, no en las nociones de finanzas dictadas por occidente.

El crecimiento actual del PIB de China depende todavía en gran medida de empresarios extranjeros, el comercio exterior y de inversiones, dijo, en donde la parte producida por la población china es bastante baja. Una gran cantidad de las ganancias se las llevan los extranjeros, dijo Liu. "La plusvalía siempre fluye de los países débiles hacia los países fuertes. En general, China es aún un país en vías de desarrollo a pesar de su gran PIB" dijo. China tiene que adoptar un patrón de desarrollo orientado hacia la población, elevando los niveles de vida en toda la nación, dijo Liu. "Tenemos que promover el crecimiento de las inversiones y el PIB, a través del estímulo al consumo, acelerando por lo tanto la reestructuración industrial y elevando la calidad del PNB. A fin de satisfacer el papel importante del consumo, se tiene que mejorar el sistema de distribución de China" dijo Liu. China tiene una de las disparidades de ingresos más extremas en el mundo, un problema económico y social creciente y severo.

China no debe escatimar ningún esfuerzo para mejorar la calidad del PIB en vez de simplemente estar obsesionado con el crecimiento del PIB, le dijo Liu Fuyuan al Diario del Pueblo. El país no debe perder la calma a pesar del supuesto "segundo lugar", porque un gran PIB no significa un país poderoso o una población acaudalada. El PIB per cápita de China todavía está a un nivel por debajo del 100avo lugar en el mundo, alrededor de $3,500 al año.

China anteriormente estaba obsesionada con el PIB y tomaba el PIB como un indicador clave, le dijo Liu al Diario del Pueblo. Advirtió que no se ha tratado bien la relación entre crecimiento económico y desarrollo económico. Liu Fuyuan, ex subdirector de la Academia de Investigaciones Macroeconómicas de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, ha enfocado su trabajo de décadas en la estrategia de desarrollo a largo plazo para China, especialmente en las regiones del interior.