Obama no puede pensar claramente, usa apuntador en sus reuniones privadas

10 de septiembre de 2010

7 de septiembre de 2010 — Obama se ha colapsado sicológicamente tanto que está usando el apuntados electrónico hasta para sus reuniones privadas en la Oficina Oval. Su dependencia del dispositivo salió a flote en la cobertura de su miserable discurso de la semana pasado sobre la "victoria" en la guerra de Irak. Al final de una discusión con dos periodistas, Chris Matthews (CNBC), normalmente amistoso, tomó la palabra he inesperadamente trajo a colación el tema, y dijo que si bien el es un firme partidario de Obama, "si no se deshace del maldito apuntador..." lo que provocó risas en las caras de otra manera estoicas de los invitados. Matthews calificó el dispositivo como "amenaza", y dijo que "solamente está leyendo palabras ahora" y que "eso lo está separando de nosotros". Informó que le han dicho que en una reunión con "empresarios", Obama "jaló el apuntador" y literalmente les leyó a sus invitados. Sin haber llegado a darse cuenta del verdadero estado mental de Nerón el jefe, Matthews dijo que debería mejor "usar su corazón y su mente" en vez de la máquina.

La dependencia de Obama por el dispositivo, por supuesto, ha sido la comidilla de las críticas desde hace algún tiempo, en donde se muestran videos de él enviado al apuntador como embajador en viajes al exterior, y utilizándolo con la familia durante la cena. En cuanto a los rumores de que han instalado uno en la recámara Lincoln, no se pudo confirmar su veracidad al momento de escribir estas líneas.