Científicos presentan resultados revolucionarios sobre Marte en Ciudad de México

11 de septiembre de 2010

8 de septiembre de 2010 — Un equipo de científicos de la NASA que anunciaron la semana pasada una nueva interpretación de la información sobre Marte que data desde hace 30 años, y que le da una nueva forma a la discusión sobre las perspectivas de vida en ese planeta, dieron una conferencia de prensa, atestada de reporteros de radio, televisión y prensa, donde explicaron en detalle su investigación, y los cambios que están ocurriendo en Marte. El informe a la prensa tuvo lugar en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) porque el autor principal de este documento científico que describe los resultados, el doctor Rafael Navarro-Gonzáles, nacido en Ciudad de México y catedrático de la UNAM, ha estado trabajando en colaboración con la NASA en la investigación que le dio un nuevo enfoque a las preguntas sobre la posibilidad de vida en Marte y otros lugares fuera de la Tierra.

El doctor Navarro ha participado en una amplia gama de investigación de campo, al igual que su co autor Chris McKay, estudiando la vida en condiciones ambientales extremas, como son el desierto Atacama en Chile, y la Antártida. Navarro obtuvo su diploma de estudios avanzados en química en Estados Unidos en 1980, y regresó a México en 1991 para ayudar al desarrollo de la comunidad científica ahí. En la conferencia de prensa, los científicos dijeron que estaban felices de trabajar en la UNAM que durante 10 años ha colaborado con la NASA. El doctor Navarro es miembro del equipo científico que analizará los resultados de uno de los instrumentos que se enviará al espacio en el Laboratorio de Ciencias de Marte el próximo año.

Después de la conferencia de prensa, los organizadores de LaRouche pudieron hablar con los oradores y les dieron materiales sobre el NAWAPA.

Desde abril, México tiene una agencia espacial civil, con un financiamiento modesto y objetivos modestos. Ahora, con el empuje de la campaña por construir el NAWAPA, se va a tener que movilizar a los científicos, ingenieros y toda la fuerza laboral de México. El talento y las capacidades de la comunidad espacial de México jugará un papel vital.