Larry Summers va para afuera, pero permanece la política económica fascista de Obama

24 de septiembre de 2010

23 de septiembre de 2010 — La Casa Blanca confirmó ayer oficialmente que Larry Summers dejará su puesto de asesor económico en jefe de Obama después de las elecciones de noviembre, y regresará a dar clases en Harvard. El secretario del Tesoro Tim Geithner es ahora "el último sobreviviente" de los cuatro asesores económicos de alto nivel originales de Obama, con las renuncias previas de Peter Orszag y Christina Romer, y ahora Summers.

La salida de Summers refleja la "sensación cada vez más profunda de fracaso en torno al gobierno de EU" destaca el Daily Telegraph de Londres, dado que enfrentan una "derrota" en las elecciones de noviembre.

Pues si, puede que Summers va de salida, pero la política económica de Obama continúa obsesivamente en el mismo derrotero fascista que ha llevado hasta ahora, con las mismas consecuencias desastrosas. De hecho, el mismo día en que se daba a conocer la noticia sobre Summers; la Reserva Federal reiteró su política de rescates hiperinflacionarios; el Departamento del Trabajo dio a conocer nueva información que apunta a un desempleo altísimo a nivel nacional (36 de 50 estados reportan una caída en el número de personas en las nóminas); y la ley de salud de Obama se encaminaba a la (predecible) eliminación de categorías completas de ciudadanos.