Obama bloqueará la solución necesaria a la 'crisis de embargos', si puede

11 de octubre de 2010

11 de octubre de 2010 — El jefe de asesores de Obama y vocero de su entorno íntimo, David Axelrod, apareció en los programas dominicales de entrevistas en la televisión nacional para dejar en claro que, si se le permite, la Casa Blanca de Obama bloquearía la moratoria nacional a los embargos hipotecarios —y la suspensión inmediata de todos los embargos es urgentemente necesaria ahora— así como la reorganización por bancarrota de todo el sistema bancario. El mismo día, el diario Washington Post, como si estuviera coordinado con la Casa Blanca, trata de reforzar y defender el mensaje de Axelrod en un artículo de primera plana.

El economista Lyndon LaRouche, quien ha planteado de modo singular la solución desde que anunció su propuesta de Ley de Protección a la Banca y a los Propietarios de Vivienda de 2007, caracterizó la situación actual en un comentario que hizo el pasado viernes 8: "Nos encontramos en un punto ahora, en que no hay posibilidad alguna para la supervivencia de Estados Unidos, incluso en cuestión de semanas de duración ahora, porque, la manera en que se ha encendido la mecha de la bomba, le quitaron la espoleta a la granada; Bank of America le quitó la espoleta. Todas las demás instituciones bancarias de Estados Unidos, y del mundo, si esto continúa, van a jalar la misma espoleta. La magnitud del colapso que sobrevendrá, estamos hablando de órdenes de magnitud de más de decenas de billones de dólares, de un colapso repentino de la economía mundial. Y sucederá en cuestión de días o semanas. Pero jalarán la espoleta, la jalaron ya. Bank of America lo hizo, otros bancos lo harán; bancos de todo el mundo harán lo mismo. Los mayores sistemas bancarios.

"Y toda la economía del mundo se desintegrará, en una implosión de reacción en cadena: Esto es lo que se ve, ahora mismo, ¡a menos que se haga lo que decimos que se tiene que hacer!"

El pasado 9 de octubre, Bank of America congeló todos los procedimientos de embargo y desahucio en los 50 estados de la Unión Americana. Hasta entonces, la moratoria de embargos se limitaba a los 23 estados que exigen una aprobación judicial para ejecutar dichaas acciones de embargo y desahucio, pero en las últimas semanas quedó en claro que el problema de las posibles acciones de embargo fraudulentas no se limitan a esos estados.

Pero Axelrod dijo ayer domingo 10 de octubre, en el programa "Frente a la nación" de la cadena CBS de televisión nacional, que la Casa Blanca propone que se reanuden los embargos de viviendas tan rápido como sea posible, a pesar de las revelaciones y reconocimientos de que esos embargos implican un enorme fraude sobre los títulos de propiedad y contra las normas legales del mercado de valores. Axelrod insistió en que no debe haber ninguna moratoria nacional de embargos: "Hay embargos válidos que deben continuar", alegó. Con relación a la medida forzada por el Bank of America y otros bancos para suspender los embargos, Axelrod dijo: "Nuestra esperanza es que esto se mueva rápidamente y que se desenrolle muy, pero muy rápidamente... Hacer el proceso expedito y trabajar muy, muy rápido para que se haga. Y vamos a seguir empujando para ello"

La tendenciosa defensa del Washington Post a Obama lleva el encabezado de "Alarma de los embargos sonó hace meses" [aunque LaRouche lo planteó realmente ¡hace tres años y medio!]. Alega que "Hasta ahora no hay evidencia de que los abusos específicos que se han hecho públicos en las últimas semanas, eran del conocimiento de los funcionarios del gobierno. Ni ellos eran concientes de que el proceso [de bursatilizacion de las hipotecas por parte de los bancos] presentaba cuestiones legales respecto a quien realmente era el dueño de los préstamos y tenía el derecho de embargo". Sin embargo, en páginas interiors, se cita a activistas sociales que dejan en claro que la Casa Blanca lo sabía, y que tenía metidas las manos en la ola de embargos a través de su programa gubernamental HAMP [programa de modificación asequible de hogares], y estaba empeorando las cosas.