El jefe de la Comisión Federal de Vivienda de Obama, dice: Sigan echándolos de sus casas

12 de octubre de 2010

12 de octubre de 2010 — El jefe de la Comisión Federal de Vivienda, David Stevens,se unió ayer a su voz a la del jefe de asesores de Obama, David Axelrod, para exigir que dejen de presionar por la congelación de los embargos y desahucios a nivel nacional, los cuales durante las últimas semanas fueron denunciados por constituir una estafa criminal. Axelrod dijo el domingo en un programa de televisión nacional que "se debe continuar" con los embargos y que Obama va a tratar de detener cualquier tipo de moratoria sobre los mismos.

Stevens, por su parte, respondió a una pregunta por correo electrónico que le envió el diario Washington Post, con la siguiente perla: "Creemos que un congelamiento de los embargos de vivienda, por parte de todos los bancos en todos los estados, ya sea que tengamos o no motivos para creer que sean equivocados o no, simplemente no es un paso prudente a dar en este mercado de vivienda tan frágil".

Al informar sobre la declaración de Steven, el portal independiente de noticias Firedoglake señaló correctamente: "Primero, nótese donde pone Steven el beneficio de la duda. Si el gobierno no tiene motivos para creer que los embargos de vivienda son erróneos, entonces asumirán que no lo son. Eso, a pesar de la enorme evidencia acumulada de que los problemas de procedimiento en las viviendas que se vendieron la burbuja es SISTÉMICO".

Esta prisa por echar a la gente a la calle a fin de proteger a los agentes financieros que trafican con derivadas y pirámides de todo tipo, se puede considerar otra de las políticas de Obama con la consigna de "que se joda la gente", tal y como lo caracterizó Lyndon LaRouche cuando Obama anunció que no se adoptará el ajuste a la inflación en el costo de la vida a los que reciben los beneficios del seguro social, dado que según Obama, "¡no hay inflación!"