Obama a los propietarios de vivienda estadounidenses: ustedes son una amenaza a la recuperación

15 de octubre de 2010

14 de octubre de 2010 — Ayer miércoles 13, los 50 Fiscales Generales de cada uno de los estados de la Unión Americana, anunciaron que junto los reguladores bancarios estatales, van a investigar el fraude sistémico con las hipotecas bancarias, en tanto que aumentan las voces a favor de una moratoria nacional sobre los embargos hipotecarios.

Pero el Presidente Obama dice que no se puede permitir una moratoria sobre los embargos, porque eso amenazaría su "recuperación". Por lo tanto, en vez de restaurar la ley Glass-Steagall, el Presidente de EU exige que una de cada 14 familias estadounidenses sean echadas a la calle y pierdan sus casas, ya que ahora mismo 10 millones de las 140 millones de familias estadounidenses se encuentran en alguna etapa de incumplimiento o de proceso de embargo, o han sido desahuciadas ya. El Nerón moderno dijo fríamente en una reunión el pasado 28 de septiembre que los estadounidenses han estado "viviendo por encima de lo que se pueden permitir" y van a tener hacer algunos "ajustes".

El Secretario del Tesoro, Tim Geithner, ha sido el último de los funcionarios del gobierno de Obama que en las últimas 72 horas repite el mensaje del Presidente: "no moratoria". Geithner le dijo a Charlie Rose de la cadena PBS anoche que "una moratoria nacional sería demasiado dañina". Pero ¿quién le va a creer? En la misma entrevista, el orate aseveró con toda parsimonia que la economía estadounidense "se está curando". Incluso Salió con que "partes de la misma [economía] se ven ahora muy sólidas e impresionantes. Si ven la alta tecnología, si ven las manufacturas, si ven la agricultura, si ven la producción industrial, salieron de la crisis más rápido, ¡realmente fortalecidas!".

Ayer emitió una declaración la Comisión Federal de Financiamiento de la Vivienda de Obama, para subrayar la importancia de que se proceda rápidamente con los embargos y desahucios en cuanto se hagan a un lado lo que califica como "problemas de procedimiento", y que de acuerdo a los Fiscales estatales constituyen una estafa sistémica.

Ya sea que le guste o no a Nerón Obama y sus trapaceros, va a haber una moratoria a los embargos, porque el fraude de las hipotecas fue sistémico, como lo señaló Lyndon LaRouche desde julio de 2007. El Fiscal General del estado de Ohio, Richard Cordray, le dijo a la cadena de TV Fox News hoy que el no plantea un congelamiento de todos embargos, sino que no hay manera de que "un tribunal pueda admitir una orden de embargo en ningún caso en que la evidencia presentada sea fraudulenta", y estos tracaleros han estado "mintiendo bajo juramento. Es un fraude. No hay disputa sobre eso".

El Fiscal General del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, le envió cartas a los cuatro principales acreedores y demandantes de embargos (Bank of America, JP Morgan Chase, Wells Fargo, y GMAC), para solicitar documentación e información y demandar que suspendan todos los embargos hasta que sus acciones se sujeten a las leyes del estado. El Fiscal de Florida, Bill McCollum, le envió cartas también a Bank of America, J.P. Morgan, a la firma cobradora Litton Loan Servicing de Goldman Sachs', y a otras dos entidades hipotecarias, exigiéndoles que se presenten ante él lo antes posible.

Para mediodía, todos los estados de la Unión habían firmado la declaración emitida por la Asociación Nacional de Fiscales Generales, donde anuncian que "intentarán hablar con una voz" para abordar lo que la declaración califica de manera muy sutil de "defectos procedimentales" en las deposiciones presentadas por las entidades hipotecarias. "Los hechos que se descubren en nuestra revisión dictarán el alcance de nuestra indagación", señalan.

En un acontecimiento relacionado, el banco JPMorgan Chase extendió su moratoria de hecho a los embargos a 41 estados.