Medidas de la Reserva Federal desatan caos hiperinflacionario en el mundo

6 de noviembre de 2010

6 de noviembre de 2010 — Exactamente lo que Lyndon LaRouche había advertido que sucedería.

Los enormes y volátiles flujos de capitales especulativos que han estado ocurriendo durante los últimos meses, aumentaron de manera sorprendente en las 48 horas siguientes al anuncio que hizo la Reserva Federal (Fed) de EU el pasado martes 3 en el sentido de aumentar el "relajamiento" monetario, o sea, imprimir más dinero inorgánico. El dólar se ha venido devaluando intencionalmente, por órdenes de los británicos, y se han transferido enormes sumas de dólares al acarreo de fondos —fondos que la Reserva Federal otorga a casi cero por ciento de interés a los bancos insolventes, y estos transfieren a los "mercados emergentes" que ofrecen altos rendimientos, como Brasil— al mercado de valores, o al acaparamiento de mercancías de todo tipo. El precio del petróleo rompió ya la barrera de $87 dólares el barril y se perfila que seguirá avanzando con más furia. Otras mercancías, como el cobre, el azúcar, la soya y el algodón, también han aumentado su precio dramáticamente.

Steven Englander, del Citigroup, caracterizó adecuadamente la medida de la Fed como equivalente a que "se ha dado respaldo oficial a un mercado que arrasa con todo tipo de activos". Un banquero del HSBC comentó que "los mercados financieros están inundados de liquidez... Es probable que esta combinación resulte positiva para los activos de riesgo".

El economista en jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo con aprobación que la medida de la Fed ha hecho más atractivo el acarreo de fondos, ya que "hace que el riesgo asociado al acarreo de fondos sea mucho menor".

Debido al enorme influjo de fondos especulativos que desestabilizan sus mercados y sus monedas, las autoridades financieras de países calificados como mercados emergentes como China, India, Corea del Sur, Turquía, Tailandia, Brasil, Colombia, Malasia y otros, han considerado implementar controles de capitales. Tan solo Brasil, se inundó con $7,000 millones de dólares en divisas extranjeras en octubre, incluso antes de que la Fed anunciara sus medidas. El real brasileño ha elevado su valor en 39% desde principios de 2009.

El corifeo de la City de Londres, Ambrose Evans-Pritchard, señaló el hecho de que, debido a la "política declarada de [el presidente de la Reserva Federal Ben] Bernanke de generar inflación", los inversionistas están tomando la nueva liquidez generada por la Fed y la están convirtiendo en activos "líquidos", como el mercado de acciones bursátiles y de mercancías en todo el mundo, porque se "considera una clase de activos más seguros que los bonos al principio de un ciclo de crédito inflacionario". Se espera que la inflación en EU llegue a la estratósfera, y que los especuladores dejarán de comprar certificados de tesorería de EU, si no es que hasta se deshacen de los que tengan. Otro artículo del diario londinense donde escribe Evans-Pritchard, el Daily Telegraph, comenta: "Estados Unidos está gobernado ahora por la economía experimental..."

Incluso personalidades de Gran Bretaña teme a la "inflación importada" de EU, de acuerdo al mismo diario. Ese es uno de los motivos por lo que el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra votó en contra de aumentar ellos mismos el "relajamiento" monetario, aunque mantuvieron las tasas de interés al nivel bajo sin precedentes de 0.5%. El Daily Telegraph señala que "la gran inflación está en camino, su origen es Estados Unidos, pero estamos cerca de que nos absorba también". Hay temor en Inglaterra de que la tasa de inflación pueda llegar al 4% para principios de 2011, lo cual es obviamente una cifra muy conservadora.