Respuestas de LaRouche a Argentina y México, en la videoconferencia del 6 de noviembre

8 de noviembre de 2010

8 de noviembre de 2010 — Lyndon LaRouche respondió a sendas preguntas provenientes de Argentina y de México en su videoconferencia internacional del sábado 6 de noviembre de 2010. La siguiente es la transcripción de las preguntas y las respuestas correspondientes.

De Argentina:

Estimado Lyn: Un fuerte abrazo desde Argentina, ya es bastante conocida su palabra por estas pampas y los que se distraen se las recordamos. Soy militante y dirigente de la Juventud del Frente Grande, parte de la coalición de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner; en estos días muy tristes por la partida de un gran líder, un gran hombre. Nuestro querido Nestor partió, más dejó sus semillas ya crecidas y floreciendo, esparciendo la semilla militante nacional y popular, la cuestion es la siguiente:

Luego de su muerte deja vacante un área estratégica muy importante para nosotros que es la Secretaria General de UNASUR [Unión de Naciones de Suramérica]. Se menciona a Lula como sucesor; ¿cual es su opinión al respecto? sobre todo por la importancia del Tapón de Darién, que nos impide afianzar los trabajos de unificación de las comunicaciones de alta velocidad ferroviarias de toda América.

LAROUCHE: Bueno, creo que lo práctico es a veces una manera indirecta de abordar un problema como éste.

El problema aquí es Estados Unidos. Si tuviéramos un liderado decente aquí en Estados Unidos, iríamos de inmediato, coincidiría con NAWAPA. El plan del Tapón de Darién es una extensión, en esencia, de la idea del NAWAPA. Construir sistemas que son sistemas mundiales implícitamente, que pueden suministrar la infraestructura para que las naciones, mediante la cooperación, se desarrollen a un nivel superior, per cápita y por kilómetro cuadrado.

Sabemos por ejemplo que en Argentina, por estudios que hicimos hace muchos años, que el potencial de Argentina en cuanto a población, en cuanto a superficie, es mucho, mucho mayor, de lo que nos habíamos percatado hasta la fecha. Porque hay zonas enteras de Argentina que siguen estando esencialmente subdesarrolladas, y muy subdesarrolladas, y representan uno de los grandes potenciales de riqueza en esa región.

También existe una historia en Argentina, dentro de la población de Argentina, de destrezas. Y por lo tanto, la población tiene un potencial cultural inherente para los logros en la producción. Esto era así a comienzos del período de la postguerra que se expresó de una forma muy clara con Perón, y cosas por el estilo. Eso puede regresar.

Si tomamos el caso de México, que ha sido casi destruído prácticamente desde 1982, como sben; la destrucción de México, ordenada por los británicos y respaldada por gente en Estados Unidos. Y México no se parece ni por asomo a lo que era en ese entonces. Han destruido al pueblo, a la gente, la cultura ha sido destruida. El narcotráfico ha sido posible gracias a esta destrucción cultural llevada a cabo por intereses financieros internacionales controlados por los británicos.

Colombia es una nación con potencial considerable. Venezuela nunca ha tenido un desarrollo parecido. Brasil tiene potencial pero también tiene una crisis social interna entre los muy pobres y quienes son más, digamos, más poderosos y tienen más influencia. Hay problemas. Perú ha sido aplastado por lo que trató de hacer anteriormente. Todas estas cosas están ocurriendo. Por lo tanto, necesitamos, y creo que solo un cambio en Estados Unidos facilitaría esto como algo que se puede programar, que es programable. Si tuviéramos el tipo de gobierno correcto en Estados Unidos, y yo tengo en mente a un ex presidente que todavía está en condiciones para hacerlo, podríamos organizar desde Estados Unidos el tipo de cooperación en el hemisferio que permitiría que el potencial de estos varios países se realice, y liberarlos para que lo puedan realizar.

Hay un potencial cultural en Argentina con el que estoy familiarizado. Es algo bueno, pero necesita un contexto internacional, un contexto de intercambio y demás para realizar ese potencial. Y pienso que una orientación al estilo de Roosevelt respecto al hemisferio es la respuesta obvia. Si uno toma en cuenta el proyecto del Tapón del Darién que hemos planteado, esto abriría eso. Hay otras cosas ahí que podrían abrirlo. Simplemente, si Estados Unidos estuviera jugando el papel de lo que Roosevelt llamaba "buen vecino", como por ejemplo en el Tratado de Río, el TIAR en su tiempo.

Entonces, lo que tenemos que buscar por lo tanto, antes que nada, es la cooperación intelectual, política y la intención entre estas naciones para resumir lo que son sus potenciales. Necesitamos un sistema en el hemisferio; ese tipo de cosas por las que siempre hemos luchado, algunos de nosotros, que nos daría los medios para lograrlo. Ahora minso, no existen los medios para hacerlo, pero podríamos fácilmente crear los medios para lograrlo. Y creo que lo primero es que la intención vaya por delante; si tenemos el propósito entre la gente en estas naciones para movernos en esa dirección, estableciendo ese propósito como un acuerdo de intención, podemos crear las bases para realizar el resultado realmente. Lo primero es inventar la idea y luego elaborar la manera en que se instrumente y aplique esa idea. Creo que hay que ser optimista en ese sentido. Espero, esperamos que nuestro trabajo ahora nos permita estar en contacto más cercano con las naciones de Sudamérica, y ese simple contacto y el trabajo y la cooperación en conjunto, sentará las bases para lograr lo que necesitamos lograr. [aplausos]

De México

FREEMAN: Lyn, esta siguiente pregunta viene de México y será la última pregunta que vamos a tomar esta tarde, y una de las razones por la que quería planteársela a Lyn porque la misma pregunta se ha planteado de diferentes maneras en muchas partes de Estados Unidos. Tanto de personas que tienen cargos públicos o que han tenido cargos públicos en el pasado, o también simplemente organizadores en todo el país. Dicen: Lyn, te queremos enviar un saludo. Como sabes estamos viendo la videoconferencia en la oficina con un grupo de contactos y, como también sabes, vamos a tener una conferencia en el Congreso de México en torno al proyecto NAWAPA-PLHINO, la semana que viene. Esa conferencia tendrá la participación de congresistas, senadores, el sindicato de la industria nuclear, ingenieros, el LYM de México y el equipo del Sótano. Hasta la fecha hemos organizado en diferentes universidades, obviamente el Congreso mexicano, y una variedad de instituciones, y además en la población en general. Y estamos obteniendo buenas respuestas.

Sin embargo, nos gustaría conocer cuál es tu mensaje a los patriotas aquí en México, y también en todo mundo. Encontramos todos los días que quieren pelear, quieren pelear por esta nueva infraestructura y el concepto porque entienden que es algo clave para parar la crisis actual, y es el primer paso para construir un verdadero futuro.

Ése no es el problema. El problema es que están asustados. Y están asustados precisamente porque sí se dan cuenta de que ésta es una pelea que va muy en serio y se dan cuenta de que el enemigo está tratando de parar estos esfuerzos y va a hacer todo lo posible por parar estos esfuerzos.

LAROUCHE: Bueno, México es una política bastante clara. En la destrucción de México, después de la conclusión de la gestión del presidente López Portillo, México fue desmantelado, paso por paso. La economía de México fue desmantelada, paso por paso, aumentando la intensidad de la pobreza, el empobrecimiento del pueblo, y las condiciones sociales. Bajo estas condiciones, ciertas fuerzas muy ricas dentro de México, principalmente influenciadas por los británicos, armaron una gran operación de narcotrafico en México. El alcance de esa operación del narcotráfico, ahora, con sus asesinatos —asesinatos a gran escala que lo acompañan— se alimenta de la pobreza existente de los mexicanos.

Este narcotráfico, que es un viejo truco británico, es un truco específicamente británico, que llevan a cabo en México en contra tanto de México como de Estados Unidos. Y de nuevo, el empobrecimiento del pueblo de México, en general, se convierte en la base que alimenta el narcotráfico. Hay gente que no tienen ingresos estables, no tienen circunstancias estables, y los narcotraficantes se meten ahí, como una plaga de langostas que atacan a un campo de granos. Así que ¡tenemos que destruir al narcotráfico! Y eso significa hacer algo respecto a nuestro propio Presidente, el que tenemos ahora mismo.

Pero nos tenemos que dar cuenta que, sin el desarrollo de un impulso económico positivo, dentro de México, no se va poder superar el problema que tenemos ahí. Se tiene que crear un fundamento económico, que es un fundamento económico-social, y luego se tiene que entrar, como medida complementaria, para aplastar al narcotráfico, ¡lo que Obama no hizo en Afganistán!

Obama envió gente allá, con la instrucción de defender al narcotráfico en Afganistán. Y que las tropas murieran con el propósito de defender al narcotráfico, el narcotráfico británico, en ese país.

Es el problema británico en México también, es el origen de esto: Así es como se organizó esto. El narcotráfico en el mundo está organizado principalmente por el imperio británico, es una de las fuentes principales de ingreso del imperio británico, en varias partes del mundo.

Si Estados Unidos regresa a ser sí mismo, y si empezamos a reconstruir la economía del mundo, entonces encontraremos que, en casos como México, podemos ganar. Pero tenemos que dar la aspiración de liberar a México de su adicción a las drogas, darle apoyo. Tenemos que crear el tipo de marco económico que capacitará a la gente en México a resistir y luchar en contra de esta enfermedad. Y ésa es la realidad.

Yo he visto como destruyeron a México, desde 1982. Yo sé cómo y quién lo destruyó. Sé cuáles fueran las fuerzas. Y es un peligro para todos nosotros, lo que le han hecho a México.

Así que, obviamente, hay que defender a México. Pero sin el desarrollo de la economía, la capacidad de defender a México, en contra de la desesperación incluso de mucha de su propia gente, no es posible. ¡Lo tenemos que hacer!

Esa es una razón más para sacar a este lunático, Obama, de su cargo. [aplausos]