Agencia calificadora china: "La solvencia de EU está al borde del desplome"

11 de noviembre de 2010

10 de noviembre de 2010 — Estados Unidos perdió su calificación crediticia doble A en la agencia calificadora china, Dagong Global Credit Rating Co., debido a la nueva ronda de la Reserva Federal (Fed) en su política de "relajamiento de la liquidez", informó el martes la agencia de noticias de China, Xinhua.

El informe de Dagong usa lenguaje franco y abierto para describir el estado actual de la economía estadounidense: "En esencia, la maniobra del gobierno de Estados Unidos de devaluar el dólar indica que su solvencia está al borde del colapso".

Cuando recibió este informe Lyndon LaRouche, comentó: "No es un lenguaje fuerte. Es una descripción apropiada. Cuando un tipo está muerto, no dices que huele mal". LaRouche también destacó que China tiene un conflicto bastante serio con el sistema trasatlántico de Gran Bretaña.

La calificación de Dagong Global redujo la calificación crediticia soberana de largo plazo de la moneda estadounidense, interna e internacionalmente, a un nivel a A+, del AA anterior, con una perspectiva "negativa". La agencia calificadora de China dijo que la degradación reflejaba las capacidades de pago deterioradas de la deuda de EU y la drástica caída en las intenciones de pago de la deuda del gobierno de EU.

"Los defectos serios de la economía de EU llevarán a una recesión de largo plazo y a una baja fundamental de la solvencia nacional", dijo Dagong en su informe. La agencia calificadora china dijo que la nueva ronda de relajamiento de la liquidez (como le dicen ahora a la impresión de dinero sin respaldo) de la Reserva Federal podría depreciar aún más al dólar estadounidense y va totalmente en contra de los intereses de los acreedores. "La crisis crediticia está lejos de haber terminado en Estados Unidos y la economía de Estados Unidos podría estar en una recesión de largo plazo" advierte Dagong Global en su informe, agregando que un papel moneda cada vez más débil incapacita la capacidad de Estados Unidos de atraer flujos de capital hacia el dólar.