El Primer Ministro británico le restriega las guerras del opio en la cara a los dirigentes chinos

11 de noviembre de 2010

11 de noviembre de 2010 — El primer ministro británico David Cameron y otros lucieron en sus solapas flores de amapola (de papel) el miércoles 10 del presente, supuestamente para honrar a los británicos caídos en la guerra el Día del Armisticio, el 92avo aniversario del fin de la Primera Guerra Mundial, que cayó el jueves. Sin embargo, los funcionarios chinos le pidieron a la delegación que se quitaran las flores, porque eso les recordaba las dos Guerras del Opio del siglo 19, cuando las cañoneras británicas destruyeron las ciudades costeras chinas para imponer su "derecho al libre comercio" de opio del Rajá de India. El 3 de noviembre fue el 161avo aniversario de la primera Guerra del Opio.

"Los chinos nos informaron que sería inapropiado usar flores de amapola debido a las guerras del opio" le dijo un funcionario de la oficina del primer ministro a la agencia de prensa AFP a condición de permanecer en el anonimato. "Nosotros les informamos que esto significaba mucho para nosotros y que las íbamos a lucir de todas maneras" dijo el funcionario. Pudo haber agregado con el cuello estirado, que esto también tenía el propósito de recordarles cual era su lugar.