Corrida silenciosa contra el Banco de Irlanda por parte de las corporaciones depositantes

15 de noviembre de 2010

14 de noviembre de 2010 — Se está produciendo una corrida silenciosa llevada a cabo por las corporaciones depositantes en contra del Banco de Irlanda que es actualmente el mayor prestamista de Irlanda y es en un 36% propiedad del gobierno. El banco anunció que en agosto y septiembre, se produjeron retiros de depósitos corporativos. Citando fuentes bancarias, el Irish Times sugiere que los retiros podrían haber alcanzado la suma de hasta 10 mil millones de euros. El banco dijo que aunque se ha "estabilizado" la situación, siguen habiendo "flujos de retiro de depósitos de clientes sensibles a la calificación en nuestro negocios de mercados de capital". Encima de esto, siguen aumentando las moras hipotecarias en el banco". El banco admitió que siguen siendo totalmente dependiente de la ventanilla de liquidez ilimitada de emergencia del Banco Central Europeo para su financiamiento en donde recibe créditos de corto plazo de no más de tres meses de duración.

Existe una conexión británica directa. El Banco de Irlanda es una empresa conjunta con el Banco de la Oficina Postal Británica que opera 11,500 sucursales y fundamentalmente es usada por depositantes normales. Tampoco se ha reportado ampliamente esta semana el hecho de que esta subsidiaria se reorganizó a partir del 1 de noviembre como Banco de Irlanda (Reino Unido) PLC, para permitirle a los depósitos caer dentro del esquema de depósitos garantizados de Gran Bretaña. Sin duda esta fue una maniobra preventiva para evitar una corrida contra el banco en la medida en que arrecia la crisis.

Si bien las pequeñas operaciones bancarias en el Reino Unido del Banco Irlandés Aliado del Inter Alfa, también caen bajo el esquema británico de depósitos garantizados, la subsidiaria en el Reino Unido del Banco Anglo Irlandés, ahora 100% propiedad del gobierno, no está cubierta por los respaldos garantizados del Reino Unido, sino solo por los respaldos garantizados por Irlanda que son buenos mientras el gobierno irlandés sea solvente.