El Congreso todavía no entiende

21 de noviembre de 2010

19 de noviembre de 2010 — La representante Maxine Waters sostuvo una audiencia maratónica hoy, con 16 testigos, en tres paneles en la subcomisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes sobre Vivienda y Oportunidades Comunitarias, pero estuvo totalmente fuera de foco, al concentrarse en como hacerle mejoras a las modificaciones hipotecarias, en vez de actuar con basea en la realidad, que se trata de "Glass Steagall o muerte". Esto queda en evidencia con sus comentarios de clausura de la audiencia, que se titularon "Firmas robotizadas, cadena de títulos, pérdida de causas mitigantes y otros temas en los servicios hipotecarios". La representante Waters maniobró para no tocar la cuestión obvia de criminalidad, y la necesidad de parar los embargos hipotecarios, diciendo solo que "aparecieron promotores hipotecarios, MERS (siglas en inglés de Servicios de Registros Hipotecarios Electrónicos) [y otros] negocios subordinados sin ninguna regulación" así que su comisión procurará trabajar en un futuro con los testigos expertos, "para tratar de hacer que esto sea justo para nuestros propietarios de viviendas".

Pero no habrá ni propietarios de vivienda, ni futuro, a menos que haya una reorganización financiera con base en la Glass-Steagall.

La Fed: se procesan 4.25 millones de embargos hipotecarios

Hasta una gobernadora de la junta de la Reserva Federal (Fed) presentó en el primer panel de las cinco agencias federales, un testimonio de horror. Elizabeth A. Duke proyectó que va a haber 4.25 millones de embargos hipotecarios de viviendas entre 2011 y 2012, y solo este año habrá 2.25 millones. Esto pone ante la Comisión el espectro de un colapso terminal en marcha, y detrás de ello unos bandidos pillos criminales, hablando con dobleces sobre "los efectos macro", dijo Duke.

"El número de embargos hipotecarios que se realizaron contra las propiedades residenciales se elevó desde cerca de un millón en 2006, el año cúspide de los precios en las viviendas, a 2.8 millones el año pasado. En la primera mitad de este año, hemos visto 1.2 millones más de demandas de embargos hipotecarios, y 2.4 millones de hogares adicionales ya estaban en algún punto del proceso de embargo para finales de junio. Con todo eso, este año y de nuevo el próximo año, esperamos unos 2.25 millones de embargos y unos 2 millones más para el 2012. Si bien nuestra perspectiva es que las demandas de embargo declinen en los próximos años, van a seguir siendo extremadamente altos para el promedio histórico. Actualmente casi 5 millones de préstamos hipotecarios están con 90 días o más de atraso en los pagos o en proceso de embargo".

Los bancos pueden perder $425 mil millones en la recompra de préstamos malos

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso dado a conocer en la audiencia de hoy, presentó también un escenario de horror sobre la perspectiva de que los bancos grandes tengan que hacer valederos unos $425,000 millones de dólares en hipotecas malas que ellos vendieron, al tener que comprárselas a los "inversionistas" especuladores, y después, debido a las pérdidas que sufrirían los bancos por esto, esperarían recibir otro rescate. Esto, en sí mismo, no es más que una proyección lineal, y un deseo de creer en cuentos de hadas, aunque el escenario deja en claro de nuevo que lo único que podría funcionar sería una intervención Glass-Steagall. Nada menos que esto.