Los recortes presupuestales ponen en peligro los proyectos de infraestructura en Rusia

23 de noviembre de 2010

23 de noviembre de 2010 —Se amontonan los reportes de daños al desarrollo económico de Rusia debido al actual enfoque del ministro de Finanzas y viceprimer Ministro Alexei Kudrin de dizque mantener un "presupuesto equilibrado" (la prensa británica lo nombró "Ministro de Finanzas del año"). "La crisis obliga a hacer correcciones en grandes proyectos de infraestructura", es el encabezado de la publicación de el ente de los Ferrocarriles Rusos, RZhD Partner, del 19 de noviembre. Informa que se reconfiguraron los planes para el proyecto de infraestructura y recursos en los Urales, Industrial Urales-Ártico (UP-UP) para poner más énfasis en la inversión privada (como sería financiamiento de los mini estados del Golfo Pérsico, según otros informes). Este mes también Ferrocarriles Rusos, Gazprom y la compañía UP-UP firmaron un acuerdo para construir la línea férrea Salekhard-Nadym, a pesar de los recortes presupuestales.

El 16 de octubre, el ministro de Transporte Ruso, Igor Levitin informó que, "no tenemos ni un solo puente que cruce el Lena", la parte más oriental del sistema de los grandes ríos de Siberia. "En el 2008 se tomó la decisión de construir un puente que cruce el Lena, pero ahora la situación económica es diferente, y lo que se está discutiendo es construir no un combinado de ferrocarril y carretera sino algo más barato, solo una carretera, con el fin de poderla construir hasta Yakutsk". Un puente ferroviario que cruce el Lena es, por supuesto, un elemento fundamental de una línea ferroviaria a Yakutsk y, en última instancia, hacia el Estrecho de Bering.

La publicación por Internet del Lejano Oriente, DV-ROSS informó el 19 de noviembre que se habían hecho modificaciones al programa federal de Desarrollo Económico y Social del Lejano Oriente y Transbaikal para el 2013. "Para no aumentarlo, ¡que pena! La resolución del gobierno para llevar a cabo el programa contiene gastos por 337.7 mil millones de rublos, casi un 9 por ciento menos que lo que se había planeado anteriormente".