Algunos no entienden a Irlanda

25 de noviembre de 2010

24 de noviembre de 2010 — La población irlandesa tiene un carácter especial, destacó ayer Lyndon LaRouche. Quien quiera que crea que puede simplemente imponer una austeridad brutal sobre los irlandeses para rescatar al grupo bancario Inter Alfa del imperio británico, no sabe nada sobre la historia irlandesa.

Esto se resumió sucintamente en una pancarta que llevaba un manifestante en Dublin, como lo muestra una fotografía en el Financial Times del martes: "LOS NUEVOS TERRATENIENTES AUSENTES: BCE Y FMI. VIENE LA HAMBRUNA!"

Hoy, miércoles 24 de noviembre, el primer ministro de Irlanda Cowen y el ministro de finanzas Lenihan introducirán un presupuesto de austeridad asesino por un año y otro presupuesto aún más dañino de cuatro años. Ninguno de los dos presupuestos han sido formalmente aceptados por los buitres del FMI, el BCE, o la UE, pero el jefe de economistas de la UE, Olli Rehn, dijo que no se puede aceptar ningún paquete de rescate (para el grupo Inter Alfa, no para Irlanda) hasta que se apruebe un presupuesto satisfactorio.

Se espera que en dos semanas, para el 7 de diciembre, se vote sobre el presupuesto de un año, si es que puede sobrevivir hasta entonces el gobierno del capataz Cowen.

Reuters, Financial Times y otras fuentes dicen que se espera que el gobierno anuncie el miércoles las siguientes medidas:

* Reducciones en el salario mínimo en un euro, de 7.50 a cerca de 6.50 euros;

* Reducción drástica de los gastos en bienestar social;

* Reducción de los salarios de los empleados públicos en otros 15 mil millones de euros en un período de cuatro años, después de un 14% de recortes en los dos últimos años, a pesar de un acuerdo con los sindicatos;

* Reducción de los empleos en el sector público;

* Introducción de nuevas tarifas por uso del agua;

* Introducción de un impuesto anual por vivienda por primera vez; y

* Aumento del número de trabajadores y agricultores que tienen que pagar impuestos sobre el ingreso, cuando ahora entre un 30 y 40% se consideran demasiado pobres como para tener que pagar.

BBC informa que el presupuesto por un año prevé "ahorros" por 6 mil millones de euros; Reuters informa que Cowen dijo hoy que su plan de cuatro años incluye 10 mil millones de euros en recortes en los gastos públicos y otros 5 mil millones en aumento en los impuestos. Esto encima de los dos años de austeridad brutal y de la "recesión", que es en realidad depresión, que todavía sigue.

El partido Fianna Fail de Cowen, con una popularidad del 17%, tiene una mayoría de cuatro miembros en el Parlamento. Dos congresistas independientes que usualmente votan con la mayoría han dicho que no van a apoyar su presupuesto a menos que lo negocie primero con los partidos de oposición. Cowen espera perder otro curul en las elecciones del jueves, dejándolo con solo un voto de ventaja.

Los partidos de oposición grandes, Labour y Fine Gael, quieren que se vote sobre el presupuesto después, en vez de antes de las elecciones generales, como insiste Cowen. Sinn Fein introdujo el martes un voto de no confianza. También el martes, un grupo de parlamentarios del propio partido Fianna Fail de Cowen se reunieron para discutir su propia moción de voto de no confianza, que alguien caracterizó que "suena como que quieren sacar a Brian Cowen de inmediato".

Sobre la propuesta de reducir el salario mínimo, el vocero laboral del Sinn Fein dijo, "ahora que una élite incompetente ha puesto de rodillas a este país, pareciera que creen que la solución es forzar a la población a trabajar por migajas".