FT: Alemania podría salirse del Euro

25 de noviembre de 2010

24 de noviembre de 2010 — Un destacado comentarista del diario londinense Financial Times, el principal órgano de difusión de la City de Londres, expresó su convicción de que Alemania va a ser la primera en romper con la zona del euro. Gideon Rachman, un comentarista habitual del Financial Times, escribió un artículo el martes titulado "Como podría Alemania acabar con el euro". Rachman escribe que todos estos rescates a la larga llevaran a la muerte del euro, empezando en Alemania. "Mi conjetura actual es que realmente va a desaparecer la moneda única. Y que el verdugo del euro va a ser Alemania...". Menciona la creciente rabia política en Alemania en contra de los rescates que "está provocando una preocupación creciente de que la corte constitucional de Alemania podría declarar que la participación de su gobierno en los 'rescates' europeos es ilegal".

Escribe que si bien el crecimiento de los partidos nacionalistas como el Sinn Finn en Irlanda podría llevar a que Irlanda, Grecia y Portugal, abandonen el euro, espera, sin embargo, que sea alguno de los países fuertes el que se excluya del euro primero, encabezados por Alemania.

"Así que si el euro va a desaparecer, es probable que el país que presente la demanda de divorcio sea una economía fuerte, y Alemania es el demandante más probable". Si bien Alemania no va a tomar esta medida a la ligera, no obstante, "si Alemania se convence de que es simplemente imposible bregar con sus socios de la zona del euro... y que por lo tanto todo el experimento de una moneda única no puede funcionar, pueden decidir renunciar".

Esto podría suceder de dos formas. La primera es que una serie sucesiva de rescates "agote la confianza de los contribuyentes alemanes" y se convenzan de que los países deudores no van a poder pagar las deudas. La segunda es que "los cambios en el tratado que está exigiendo Alemania para satisfacer a sus tribunales no sean ratificados por alguno de los otros 26 miembros de la UE. En ese momento, Alemania bien podría tirar la toalla y decir, en efecto, 'bueno, hicimos lo más que pudimos, pero los otros europeos no quieren hacer lo que es necesario para salvarse ellos mismos'. Alemania podría sentirle liberada de su obligación histórica de "construir Europa' ".