La bandera irlandesa ondea a media asta por la muerte de la nación

27 de noviembre de 2010

27 de noviembre de 2010 — El proceso de huelga de masas está tomando muchas formas en Irlanda. Según los informes del Irish Times del 26 de noviembre, la policía irlandesa, Gardai, fue convocada a una reunión en el Consejo del Condado de Roscommon después de que "estalló una trifulca furiosa sobre el estado desastroso de la economía".

El Condado Roscommon, que tiene 53,000 ciudadanos y está en el centro mismo de Irlanda, sostuvo su reunión mensual el miércoles, luego de que el gobierno diera a conocer el presupuesto draconiano elaborado por los banqueros. El alcalde del condado Roscommon, Luke Ming Flanagan, inició el programa de la noche poniendo sobre la mesa una propuesta para que ondeara a media asta la bandera nacional en el edificio del condado "como símbolo de que el país se está desmoronando". Flanagan, quien es independiente, fue secundado por el consejero miembro del Sinn Fein, Michael Milligan, quien pidió que además ondeara una bandera negra junto a la tricolor, para simbolizar "la muerte de una nación a manos de una partida de pillos corruptos, podridos y asquerosos del Fianna Fail (en referencia al partido gobernante). Son peores que la Mafia. Necesitamos nuevas medidas para salir de este caos. La bandera negra es apropiada. Este es un día negro para nuestro país. Nos vendieron".

Un consejero del Fianna Fail, Paschal Fitzmaurice, intentó presentar una contra propuesta, reclamando que no se tocara el emblema nacional. Hubo guerra de palabras entre Fitzmaurice y el alcalde Flanagan. Después, el consejero de Fine Gael, John Keogh dijo que la propuesta en relación al tricolor era "una absoluta ignominia" en tanto que la sugerencia de que se izara una bandera negra "profana el símbolo de nuestra nacionalidad".

No obstante, Mulligan ya había abandonado la reunión y había izado una bandera negra junto a la tricolor. Cuando regresó a la sala de sesiones, la trifulca se volvió aún más acalorada. Parece que un miembro del Fianna Fail tuvo que llamar a la Gardai.