La oposición irlandesa desenmascara al colonialismo británico en la propuesta de presupuesto; cita a FDR

8 de diciembre de 2010

8 de diciembre de 2010 — Antes de que se aprobara en el Parlamento, en cerrada votación el martes en la tarde, la primera parte del presupuesto de Irlanda, la oposición puso al descubierto las intenciones traidoras y asesinas de la farsa dictada por el FMI y los británicos

El vocero de la oficina de Finanzas del Sinn Fein, recién electo, Pearse Doherty, acusó al gobierno de excluir al Sinn Fein de las discusiones sobre el presupuesto por haberse negado a subirse a su "carreta de recortes".

Michael Noonan de Fine Gael acusó al gobierno de estar "ciego en lo social" y al ministro de finanzas Lenihan por no importarle los más vulnerables en la sociedad. Dijo que este presupuesto lo está presentando un gobierno títere que está haciendo lo que le están pidiendo que haga el FMI y la Unión Europea (UE).

Joan Burton, vocera del Partido Laborista, hizo que se alterara tanto el feo gnomo Taoiseach Brian Cowan que le tuvo que llamar la atención tres veces el moderador para que dejara de interrumpir y para que "deje hablar al parlamentario". Burton dijo que los banqueros eran los que salían ganando con el presupuesto, "acaparando el dinero" de la economía irlandesa. Acusó a los ministros del partido Fianna Fail de haberse olvidado de su educación religiosa cuando sus maestros les dijeron que "no había que mezclarse con las personas equivocadas... Primero le sirvieron lo que quisieron a los explotadores, y ahora se asocian con los banqueros que están totalmente obsesionados con su propia situación". Dijo que el presupuesto del gobierno no estaba basado en una restructuración sino en reparaciones, como en Versalles después de la Primera Guerra Mundial.

Pero lo mejor de todo, es que señaló lo que debe de ser el futuro de Irlanda, citando a Franklin Delano Roosevelt. Destacó que ese día era el aniversario de Pearl Harbor, y "cuando América entró a la guerra, Churchill fue a Terranova a reunirse con Roosevelt, y establecieron los objetivos de lo que querían que fueran sus países después de la guerra. En lo que insistió Roosevelt, y Churchill estuvo de acuerdo, era en lo que iban a ser los objetivos de la nueva sociedad después de las dificultades. Insistió en construir una protección social y el desarrollo y crecimiento de una sociedad que tuviera una construcción social".