Goolsbee histérico sobre la batalla que se cierne por el techo de endeudamiento

5 de enero de 2011

3 de enero de 2011 — El presidente del Consejo de Asesores Económicos del presidente Obama, Austan Goolsbee, despotricó el domingo en televisión de que el techo de endeudamiento, fijado ya en $14.3 billones de dólares, va a tener que elevarse a principios de año, y que cualquier oposición sería "catastrófica". Fuentes le han informado a LPAC que se espera que estalle una lucha sobre el techo de endeudamiento, pero no debido al rescate hiperinflacionario de Wall Street. Los halcones republicanos en pro de la austeridad planean usar como chantaje permanente el tema del techo de endeudamiento para exigir recortes presupuestales asesinos. Las fuentes reportan que Obama ya está negociando en secreto un acuerdo con los republicanos en el Senado para evitar una batalla política sangrienta, un acuerdo entre el Partido Republicano y la Casa Blanca que incluiría un paquete de austeridad, siguiendo la receta schachtiana reciente de la Comisión "Bazofia".

La realidad es que el rescate hiperinflacionario ha contribuido a hundir en la quiebra a Estados Unidos y las políticas de largo plazo de "destrucción creativa" —que se presentaron primero durante el régimen de la Comisión Trilateral con Jimmy Carter— a favor de contratar maquiladoras en el extranjero y destruir la base manufacturera de tecnología avanzada estadounidense, han contribuido a la destrucción.

Al aparecer en el programa televisivo This Week de ABC, Goolsbee rabió "yo no veo porqué alguien habría de querer jugar a la gallina ciega con el techo de endeudamiento. Si llegaron al grado de dañar la buena fe y el crédito de Estados Unidos, ese sería el primer incumplimiento en la historia causado únicamente por una locura". La locura real sería esperarse y no instaurar la ley Glass-Steagall (para reorganizar la banca) y borrar la deuda puramente especulativa que ya ha quebrado al Sistema de la Reserva Federal en su totalidad y ha minado severamente la buena fe y el crédito del que habla Goolsbee.