¡La Glass-Steagall nos hará libres!

10 de enero de 2011

10 de enero de 2011 — David Christie, el candidato demócrata larouchista al Congreso por el Estado de Washington y parte del equipo de seis candidatos larouchistas para el 2012, dio a conocer la siguiente declaración:

Si bien se pudo haber producido un respiro de alivio, muy merecido, después de que Obama canceló la implementación de la política de eutanasia T-4 de Adolfo Hitler, debemos de tener en cuenta que no ha cancelado su compromiso con el genocidio. El bigotito a la Hitler de Obama le sale del alma. Como lo identificó LaRouche en su informe semanal del 5 de enero, hubo más factores implicados en la decisión de Obama que el simple oportunismo del liderato del Partido Republicano, incluyendo factores que tienen que ver con el liderato del Partido Demócrata. Sin embargo, hay que aprovechar el impulso para preguntarle al liderato del Partido Republicano: ¿Es mejor su alternativa? La política de eutanasia abiertamente genocida de Obama es evidentemente monstruosa, pero la 'alternativa' republicana de permitirle a nuestros ancianos, enfermos e incapacitados que mueran bajo el hacha de los recortes presupuestales, no es mejor.

Como lo planteó claramente Rachel Brown en su declaración: "¿Qué tan diferente es el suicidio asistido 'voluntario' para 'ahorrar costos', del suicido asistido involuntario,'como sucederá, por ejemplo, cuando se le niegue totalmente los servicios médicos a la población, con mayores recortes en Medicare y Medicaid?"

Aunque pareciera que una forma de asesinato pudiera tener una apariencia exterior de ser más 'humana', ambas son igualmente perversas. Pareciera que, como ciudadanos, solo tenemos dos opciones igualmente dementes. Me recuerda la historia de Frederick Douglass, quien después de dejar a un dueño de esclavos terriblemente cruel, cayó en manos de otro dueño de esclavos, aparentemente más humano.

Douglas explica esto así: "Pero la bondad del esclavista solo doró la cadena. No le quitó nada de su peso o fuerza. La idea de que el hombre estaba hecho para otros y mejores usos que la esclavitud prosperó más bajo el trato gentil de un amo amable. Su aspecto sombrío no podría ocultarse en ninguna sonrisa capaz de fascinar al esclavo parcialmente ilustrado como para que se olvidara de su cautiverio o de lo deseable de la libertad". (Vida y tiempos de Frederick Douglas - La autobiografía completa.)

Somos nosotros, los ciudadanos de esta gran república, los que tenemos que quitarnos los grilletes. También tenemos que recordar que el amo de esclavos, sea humano o no, es de todas formas una víctima de este sistema esclavista, quizá tanto como los esclavos mismos. Así que, ¿cómo nos quitamos los grilletes?

Con la Glass-Steagal! (Como primer paso). Esta es la alternativa que ofrece la planilla de demócratas larouchistas. La Glass-Stegall destruiría a los herederos de la mismísima Compañía de las Indias Orientales británica que controla el sistema esclavista en todas sus formas: el Grupo Inter-Alfa y sus subalternos en Wall Street. Nos desharemos de los grilletes de la carga de una deuda imposible que nos ha echado encima el Grupo Inter-Alfa, y en vez de matar a nuestros ciudadanos con recortes presupuestales, labraremos nuestra salida de esta crisis con el NAWAPA. Este cambio en el pensamiento económico es lo que verdaderamente construirá el camino con el cual nos desharemos de nuestros grilletes. El NAWAPA solo se puede construir con un renacimiento de la creatividad humana. Eso es lo que sabía y comunicó tan claramente Frederick Douglass: Solo se puede deshacer uno para siempre de los grilletes de la esclavitud con la búsqueda del conocimiento y el desarrollo de la creatividad humana.