El monetarismo ha convertido las presas y esclusas de E.U. en piezas de museo

25 de enero de 2011

23 de enero de 2011 — La producción industrial de los estados de los Grandes Lagos alcanzó su plenitud en gran parte gracias al extenso sistema de transporte fluvial interior, cuyas esclusas, presas y otros sistemas de navegación y de control de inundaciones fueron hechos por los distritos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército para los sistemas de la Cuenca de los Grandes Lagos, Ohio, Missouri y Misisipí, y la Vía Fluvial St. Lawrence. Por ejemplo, el mineral de hierro va de la costa del Lago Superior, en dirección este a los sitios manufactureros. El 20 de enero, salió del puerto la última embarcación de la temporada de transporte fluvial 2010 (hasta que se vuelva a reabrir en la primavera), pasando por las Esclusas Soo (Sault Ste. Marie) con el mineral de hierro hacia la Bahía Silver, con destino a Cleveland.

Lyndon LaRouche dijo en su videoconferencia por Internet el pasado sábado 22, que: "En la práctica, el éxito de la economía de Estados Unidos siempre ha recaído, principalmente, en la producción de esas obras públicas, a través de las cuales se efectúa el aumento de la productividad física de la nación, medida en términos per cápita y por kilómetro cuadrado de territorio".

Ahora bien, grandes partes de este sistema total de navegación que le sirven a toda la parte central de Estados Unidos están tan viejos y gastados, que literalmente son 'un accidente a punto de ocurrir'. El comandante del Distrito de Pittsburg del Cuerpo de Ingenieros del Ejército (USACE, por sus siglas en inglés) lo resumió de esta manera este mes: "Las cosas podrían estallar en cualquier momento; eso es lo que lo mantiene a uno despierto en la noche". Las paredes de las esclusas, compuertas y cables, se están cayendo a pedazos. Su distrito tiene instalaciones de esclusas de hace más de 100 años.

Es una prioridad la modernización de toda esta infraestructura de navegación y control de inundaciones, a fin de acelerar la capacidad industrial de los insumos manufactureros para el NAWAPA. Los departamentos de ingeniería de las divisiones pertinentes del Cuerpo de Ingenieros tienen todas las especificaciones requeridas para iniciar el trabajo "de la noche a la mañana", en cuanto entre en vigor la reorganización financiera por la Glass-Steagall, y se inicien los contratos y subvenciones. En este caso ni siquiera se requieren nuevos canales de financiamiento. Existen los mecanismos presupuestarios del USACE.

Esto solo deja en claro que el obstáculo no es la extensa decrepitud de los sistemas fluviales, sino el permitir que prevalezca la ideología monetarista, que fue la que ocasionó esta desintegración para empezar.

El enfoque monetarista dice que las mejoras internas son 'demasiado costosas', y en segundo lugar que 'dañan' el medio ambiente. Esta es la voz de los genocidas imperialistas británicos. David Conrad, vocero sobre recursos acuáticos de la Federación Nacional por la Vida Silvestre, dijo recientemente: "El impacto ambiental de los ríos involucrados [en las esclusas y represas] ha sido bastante devastador durante un largo período de tiempo".

Los congresistas andan peleando por encontrar algún financiamiento para su esclusa y represa particularmente peligrosa, incluyendo ideas estúpidas, dado lo épico de la desintegración. Por ejemplo, el congresista republicano Tim Murphy dijo que la delegación del occidente de Pensilvania está activada en busca de financiamiento y que el cree que $3.7 billones de dólares de ingresos federales sacados de las perforaciones petroleras en las costas podrían ayudar a reconstruir las esclusas, represas, carreteras y puentes.

El mismo Cuerpo de Ingenieros está sometido a una orden loca de llevar a cabo una peritaje de "gestión de activos" de todas sus propiedades, 84 por ciento de las cuales están relacionadas al agua, para determinar el "riesgo" relativo y las probabilidades de fallas en las esclusas, y poder rogar para que le asignen fondos en el presupuesto del año fiscal 2013.

A continuación algunos aspectos de la situación:

En los 62 sitios de navegación a lo largo del Río Misisipí y del sistema Fluvial Illinois, la mayoría de las esclusas tienen más de 50 años, más allá de la vida útil que fue diseñado. En 10 años, 77 por ciento de ellas habrán excedido su vida de servicio.

Las descomposturas es una amenaza siempre presente. A principios de este invierno sobre el río Missouri, se cayó una compuesta de acero de 100 pies de longitud en la Compuerta y Represa 25, cerca de Winfield, MO, se rompió la cadena que se usaba para elevarla y bajarla. Se suponía que se iban a reemplaza las cadenas viejas, todavía en uso, con algo del financiamiento de la ley de estímulo (La Ley Americana de Reinversión y Recuperación), que se redistribuyó para otras necesidades críticas de mantenimiento.

En el noroeste, las esclusas y las represas gastadas sobre el río Snake y dos más sobre el río Columbia, afortunadamente están cerradas por tiempo prolongado (14 semanas), para reparaciones. De otra manera, son tan viejas, más de 53 años, que aseguraban interrupciones de emergencia. El financiamiento para esto es de una única vez, a través de la ley de estímulo.

En el Sistema Ohio, en enero del 2010, se rompió una vieja sección ya de 51 años de una esclusa cerca de Greenup, por segunda ocasión en cuatro meses.

En el Distrito Pittsburgh se ubican las esclusas más anticuadas de todo el país, todavía en uso. En el Monongahela bajo, las esclusas y la Represa 4 en Charleroi tiene 100 años de antigüedad; Las esclusas y la Represa 3 en Elizabeth, tienen 75 años; y hay dos instalaciones más, una medio reconstruida. El proyecto de rehabilitación en Lower Mon, se inició en 1994 y debería de haber tardado 12 años. Al ritmo de trabajo y financiamiento que lleva la obra, tardará 40 años; pero no se trata de una proyección lineal. Para la nación, es ahora o nunca.