Convocan en Grecia a una nueva huelga general para febrero

28 de enero de 2011

28 de enero de 2011 — Las federaciones sindicales de Grecia hicieron un llamado a una huelga general para el 23 de febrero. La federación de sindicatos de empleados públicos (ADEDY), se unirá a la federación de sindicatos más grande de Grecia, la Confederación General de Empleados de Grecia (GSEE), para protestar por los recortes en los salarios y las pensiones que está exigiendo la dictadura de la Unión Europea, que ahora dirige la economía del país.

ADEDY emitió una declaración donde señala que la huelga es "una respuesta a los problemas financieros de los fondos de pensiones suplementarios, los cambios en la nueva escala salariales que se están dando después de los dolorosos recortes en las prestaciones...". También decidió realizar un paro general de tres horas a nivel nacional en el sector público, de las 11:30 am hasta que termina el primer turno, el 10 de enero, el día en que previamente había programado el sindicato una huelga general y va a cooperar con otros sindicatos y grupos para realizar manifestaciones de protesta en contra de las alzas de los precios y los aumentos en los precios de los productos básicos y las tarifas del transporte público programadas para principios de febrero, informó la Agencia de Noticias Atenas.

Las huelgas y manifestaciones se dan en un momento en que el descontento de la población en contra de los políticos alcanza niveles sin precedentes. Según una fuente de inteligencia griega, los políticos y miembros del parlamento ni siquiera se atreven a caminar por las calles de Atenas, por miedo a que los reconozcan y acosen. Un ejemplo es lo que le sucedió al presidente del Parlamento, quien al ser reconocido en un restaurante por otros clientes, le escupieron y le arrojaron las cuentas a la cara, exigiéndole que él las pagara, dado que él y otros políticos les han robado sus ingresos.

Todo esto lleva a la posibilidad real de que haya elecciones anticipadas, porque se espera que para abril ningún partido pueda obtener una mayoría absoluta —inusual en Grecia— lo que llevaría a un gobierno de coalición inestable.

Económicamente, los "expertos" pronostican que habrá un 18% de desempleo en Grecia para abril (un aumento del 50%) a 1.2 millones. Esto podría llevar a una situación explosiva, debido al 1.5 millones de refugiados ilegales, un número enorme para un país tan pequeño como Grecia, cuya población es de solo 11 millones. Fuentes de EIR temen que, con casi 3 millones de personas, más de la mitad ya indigentes, podría haber confrontaciones entre los refugiados y los desempleados.