La campaña del Sinn Féin: hay un camino mejor

3 de febrero de 2011

3 de febrero de 2011 — El 2 de febrero marcó el inicio de las campañas para las elecciones generales adelantadas en Irlanda para el 25 de febrero. En su discurso de inicio de campaña, el presidente del Sinn Féin, Gerry Adams destacó que el acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), que le entregó la soberanía de Irlanda a instituciones extranjeras, se ha convertido en el foco de las elecciones. Dijo que la consigna electoral del Sinn Féin, "Hay un camino mejor", resuena entre toda la población irlandesa, a quienes se les ha dicho que no tienen otra alternativa más que negociar los términos ligeramente mejorados y aceptar un futuro de miseria y de austeridad.

Adams reiteró el mensaje de Sinn Féin: FMI, váyanse a su casa y llévense su dinero. Desde el principio marcó la línea que separa al Sinn Féin de cualquier otro partido de quienes dijo, son parte de la "confortable coalición de recortes".

En un acto de campaña en el Monumento a James Connolly en Dublín, citó al famoso sindicalista y organizador socialista quien proponía una alianza de los candidatos con principios en los primeros días del proceso organizativo de la república irlandesa. En la primera década de los 1900, Connolly organizó a los trabajadores en el Bronx (un distrito electoral de Nueva York), y en Nueva Jersey. Regresó a Irlanda y fue asesinado en el Levantamiento de Pascua de 1916. Adams dijo que el llamado a una unidad real de Connolly de hace tantas décadas atrás es tan pertinente ahora como lo fue entonces. El tema es el futuro del país, y la población tiene que pensar más allá de los intereses partidistas.

Todos los expertos especulan sobre quién va a formar con quién la coalición gobernante. El dirigente del partido Laborista Eamon Gilmore ha estado tratando, casi sin ningún éxito, de marginar al Sinn Féin, hablando de que la contienda electoral es una contienda entre tres, el Fianna Fail, Fine Gael y el Laborista.

Adams respondió que Fine Gael y Fianna Fail son aliados naturales entre ellos y criticó al Laborista diciendo que: "Para mí no tiene sentido que un partido progresista pueda tener una visión tan estrecha y cerrada como la que favorece poner a Fine Gael en el poder". Adams dijo que la gente que habla con los medios de prensa siente que se le "sube la sangre a la cabeza". "Yo no quiero sonar muy provocador en lo que digo, pero hay cierta arrogancia en todo esto. La población no ha emitido su voto, no se ha emitido ni un solo voto'.

Su reacción ante las encuestas de hoy que muestran una caída en el apoyo al Fine Gael y un aumento para el Sinn Féin fue: "Todavía hay unas tres semanas y media por delante y las encuestas de opinión van y vienen; yo no les pondría demasiada atención... Ustedes saben que la respuesta normal de los políticos es alabar las que aprueban lo que estás haciendo y minimizar las que no te aprueban... Yo tiendo a simplemente ignorarlas todas".